Exploradores precolombinos en las Américas: la evidencia sólida

Exploradores precolombinos en las Américas: la evidencia sólida


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

En estos días, pocas personas todavía creen que Cristóbal Colón fue el primer explorador en viajar al "Nuevo Mundo". Pero todavía hay un debate sobre si los aventureros y exploradores de Europa, Asia y África desembarcaron en las costas de América del Norte y del Sur antes de 1492.

Veamos la evidencia.

Monedas y artefactos anómalos

Los estadounidenses que usaban detectores de metales encontraron monedas de bronce romanas en Maine que databan del reinado del emperador Severus Alexander, quien fue asesinado en el 235 d.C. En 1974, se encontró una moneda similar no lejos de ese lugar que data del mismo período. Se encontraron monedas del siglo IV en una duna de arena en Beverly, Massachusetts, ubicada en North Shore y a 26 millas (41,84 km) de Boston.

Una moneda romana que representa a Septimio Severo, que gobernó Roma desde 193 hasta 211 d. C., fue arada en Grafton, Massachusetts, y otra, que data del 80 d. C., fue descubierta cerca del río Presumptscot en Westbrook, Maine. Dos más, que datan del año 72 d.C., fueron desenterrados con un detector de metales en Bethel, Vermont.

  • 6 descubrimientos que muestran el comercio de las Américas precolombinas a través de los océanos
  • ¿Viajó un nativo americano con los vikingos y llegó a Islandia siglos antes de que Colón zarpara?
  • Espada votiva china encontrada en Georgia sugiere que los chinos precolombinos viajaron a América del Norte

Monedas romanas. ( Manuel Gross / Adobe Stock)

Se han encontrado otros artefactos que sugieren que los indios americanos comerciaban con los romanos. En 1976, un buceador brasileño encontró un gran frasco de vidrio cubierto de moluscos cerca de Río de Janeiro. Finalmente, 14 frascos terminaron en su garaje. A lo largo de los años, el gobierno brasileño decidió traer a un arqueólogo subacuático de renombre mundial para determinar el origen de las vasijas.

El arqueólogo descubrió ánforas (vasijas con dos asas típicas de la época griega y romana) que eran indiscutiblemente cargamento derramado de una embarcación que había viajado a Brasil cuando el Imperio Romano estaba en el apogeo de su poder en el siglo III d.C. El experto en arqueología localizó también dos naufragios romanos submarinos.

Ánforas romanas antiguas. ( Juan Aunión / Adobe Stock)

Asimismo, se descubrieron monedas romanas lavadas en la costa norte de Venezuela. La antigüedad de las monedas abarcó un período enormemente largo desde el reinado de César Augusto (63 a. C. al 14 d. C.) hasta aproximadamente el 350 d. C.

Buques marineros y culturas marineras

Sin embargo, la pregunta más importante es: ¿Podían los barcos romanos de los primeros siglos d.C. estar en condiciones de navegar? Algunos historiadores dicen que sí. Los barcos eran impulsados ​​por velas y uno o más bancos de remos. Además, eran grandes.

Se describió que un buque de carga de granos tenía 420 pies (128,02 metros) de largo, algunos transportaron mil toneladas de carga y otro transportó 600 pasajeros y tripulación. Los historiadores de la época nos dicen que otro llevaba 200 marineros y 1300 pasajeros. Compare esto con los barcos de Colón que variaban en tamaño de 50 a 58 pies (15,24 metros).

¿Fueron los romanos los únicos que viajaron aquí? Echemos un vistazo a los fenicios.

En el año 600 a. C., el historiador romano Herodoto dijo que los fenicios de Cartago navegaban desde Egipto alrededor del continente africano en galeras de tres cubiertas de 80 pies (24,38 metros). Cuando regresaron, tres años después, informaron que cuando estaban dando la vuelta al continente, el sol brillaba en el lado derecho, no en el izquierdo.

Al sur del ecuador, por supuesto, el sol cruza el cielo por el norte creando este fenómeno. Un viaje a Nueva Inglaterra habría sido menos de la mitad de la distancia de su crucero por África.

Los fenicios prosperaron como comerciantes marinos.

Graffiti, tabaco y cocaína

Graffiti en varias rocas en Nueva Inglaterra tiene inscripciones en la pared en varios idiomas de varias personas que viajaron al Nuevo Mundo. Por ejemplo, uno en ibérico decía: "Hanno toma posesión de este lugar". Hanno era un marinero mercante de Cartago que zarpó en busca de nuevas tierras de la costa occidental de África en el 425 a. C. Nunca se supo más de él.

Es probable que estas culturas antiguas comerciaran con el Nuevo Mundo. Por ejemplo, la momia de Ramsés II (1290-1224 aC) tenía tabaco en sus envoltorios, que no era conocido en el mundo antiguo (siendo originario de América). Asimismo, también aparece la cocaína.

Un examen en la década de 1970 de la momia de Ramsés II reveló fragmentos de hojas de tabaco en su abdomen. ( CC BY SA 3.0 )

Dado que la planta de coca se cultivó exclusivamente en el Nuevo Mundo, es probable que los responsables de suministrar tabaco y coca a las cortes reales y templos egipcios desde alrededor del 1200 aC en adelante fueran los fenicios y cartagineses. Con su sed de comercio abierto, su sentido de exploración y su capacidad marina lograda, ninguna otra nación habría estado en la misma posición única.

Antiguas minas de cobre y monedas cartaginesas

En 1787, un trabajador empleado en la construcción de una carretera de Cambridge a Malden en Massachusetts desenterró una gran cantidad de monedas cartaginesas. Se señalaron a la atención del presidente John Quincy Adams. Los especímenes supervivientes de las piezas de cobre y plata se identificaron como monedas acuñadas en el siglo III a. C.

Llevaban breves inscripciones en cúfico, una escritura utilizada por los cartagineses. Otras monedas cartaginesas se encontraron en Waterbury, Connecticut en tiempos más recientes. Pertenecían a un número anterior de Cartago y fueron acuñadas para uso militar en púnico, la lengua cartaginesa, y tenían la imagen de una cabeza de caballo.

Los frascos de tipo púnico, utilizados para transportar aceitunas, líquidos y otros artículos en la antigüedad, fueron arrastrados por un pescador de Newburyport, Massachusetts en 1991, y dos o más fueron desenterrados en Boston propiamente dicho. Otros fueron encontrados en Castine y Jonesboro, Maine.

Una jarra púnica. (Continente europeo/ CC BY SA 4.0 )

Se han encontrado aproximadamente 5000 minas de cobre antiguas alrededor de la costa norte del lago Superior y la isla Royale adyacente. La datación por radiocarbono indica que las minas estaban en funcionamiento entre el 6.000 y el 1.000 a. C., lo que corresponde a la Edad del Bronce en Europa. Del mismo modo, se necesitaba estaño, ya que el bronce requiere tanto cobre como estaño, y se extraía en lo alto de las montañas de los Andes en Bolivia.

Plátanos viajeros y otras evidencias

El banano, una planta asiática que, según los botánicos, no tiene historia genética estadounidense, se encontró desde México hasta Brasil cuando llegaron los exploradores españoles; y posteriormente se encontró en tumbas peruanas que datan del 8.000 a. C.

La batata americana se encontró en todo el Pacífico hacia el año 12.000 a. C., al igual que el coco americano, el algodón americano y muchas otras plantas y animales. Tuvieron que haber sido propagados por personas que comerciaban entre sí en la antigüedad.

  • Invasiones de África Oriental en América del Sur: rastreo de pistas culturales y artefactos dejados por los primeros viajeros
  • Los antiguos movimientos de tierra de América del Norte sugieren un contacto europeo precolombino
  • ¡Historia reescrita! Los primeros humanos estuvieron en América del Norte hace 130.000 años

Teorías de Thor

Algunos teóricos proponen que deberíamos empezar a apreciar a nuestros antepasados ​​por lo que fueron: grandes navegantes de mar abierto que dieron la vuelta al planeta. Thor Heyerdahl demostró que las corrientes oceánicas actúan como cintas transportadoras silenciosas, como las aceras móviles en los aeropuertos.

Por lo tanto, puede que no haya sido tan difícil cruzar los mares como lo demuestra, por ejemplo, el kayakista polaco Alexander Doba, que cruzó el Atlántico tres veces en el siglo XXI.

Entonces, ¿qué exploradores fueron los primeros?

La evidencia apunta a que los fenicios y los romanos vivieron en las Américas muchos siglos antes de Cristóbal Colón. Y ciertamente parece como si nos hubiéramos perdido una gran parte de la historia. Ni siquiera teníamos idea de que estas civilizaciones anteriores fueran capaces de tales hazañas.

"Desembarco de Colón" (1847) de John Vanderlyn. ( Dominio publico )

Surge la pregunta: históricamente, ¿qué más nos estamos perdiendo? ¿Había otros? ¿Hubo civilizaciones anteriores que ni siquiera conocemos? Es importante que abramos nuestras mentes y veamos todas las pruebas desde una nueva perspectiva.


América precolombina

El Nuevo Mundo antes de Colón, no estaba vacío y desconocido antes de sus descubrimientos. Los europeos habían explorado el Nuevo Mundo, entraron en contacto con personas a las que Colón por error los llamó indios. Se desconoce de dónde vinieron y cuándo llegaron estos primeros estadounidenses a América del Norte y del Sur, pero está claro que vivieron en el nuevo mundo siglos antes de la llegada de los europeos. Los indios no estaban unificados, estaban divididos en cientos de clanes o tribus, cada uno tenía su propio idioma, estilo de vida y líder. A algunos indios los llamaban nómadas, y estaban constantemente atentos a la caza, los peces y las plantas silvestres. Vivían en refugios portátiles como los tipis. Otros, se asentaron en un área y cultivaron la tierra, cultivando cultivos como maíz, papa, calabaza y frijoles. Más a menudo, los indios vivían en viviendas más permanentes, como wigwams en forma de cúpula cubiertas con hojas y corteza, o casas de adobe construidas con ladrillos secados al sol. Aunque la mayoría de los indios estaban dispersos en pequeñas aldeas, había tres grupos que construyeron grandes civilizaciones antes de que llegara el hombre blanco. En América Central y del Sur, los mayas, los aztecas y los incas vivían en grandes ciudades y desarrollaron muchas habilidades.

La era precolombina fue una época en la que florecieron culturas indígenas o indígenas para mantener sus tradiciones. La civilización maya, ubicada en la península de Yucatán en México y en Guatemala, floreció desde el 300 d.C. hasta el 900 d.C. Fueron constructores asombrosos que construyeron templos, pirámides de piedra. A diferencia de la mayoría de los grupos de indios, desarrollaron el sistema de escritura y las matemáticas. También estudiaron las estrellas y los planetas. Aunque la civilización maya había caído quinientos años antes del descubrimiento de Colón, los aztecas y los incas eran más fuertes donde llegó Colón. Los aztecas fueron feroces guerreros que conquistaron otras tribus indígenas en México. Construyeron la ciudad capital Tenochtitlán con grandes plazas, pirámides, templos y casas de adobes. Hoy Tenochtitlan es considerada la Capital de México llamada Ciudad de México. Los incas construyeron imperios en Perú. Su gobernante era un dios llamado "el Inca". Los artesanos incas producían trabajos en metal, textiles y alfarería. También fueron excelentes constructores. Además, todavía existen ruinas de sus ciudades y carreteras bien planificadas. Aunque todos estos indios vivieron en América mucho antes de la llegada de los europeos. No está seguro cuándo los indios vieron por primera vez al hombre blanco, pero se considera a Colón como el descubridor de América.

Hay muchas teorías que afirman que Colón no fue el primero en ver América. Por ejemplo, fenicio, galés y vikingos. Se ha contemplado que el fenicio descubrió americano antes del nacimiento de Jesucristo. Se cree que el galés encontró un asentamiento entre los indios durante la Edad Media. Eran indios de ojos azules que existieron desde el siglo XVII hasta el siglo XIX. Finalmente, también hay evidencia que indica que los vikingos visitaron América alrededor del año 1000 d.C. Los vikingos eran hombres de mar del norte de Europa, colonizaron Groenlandia y también visitaron el este de Canadá. Muchos vikingos viajaron a otras áreas de Americlata, pero Europa desconocía sus viajes. Sus descubrimientos pasaron desapercibidos en Europa. No fue hasta el descubrimiento de Colón que se inició una nueva era de exploración y descubrimiento.

La nueva era de la exploración comenzó a finales del 1400. Para entonces, los europeos tenían nuevos diseños de barcos y nuevos instrumentos para ayudarlos a navegar. Gran parte de su exploración se llevó a cabo en el lejano oriente en busca de especias, seda, porcelana, gemas y metales preciosos en beneficio de grandes beneficios. Los portugueses intentaron encontrar un camino hacia el este alrededor de África, otros exploradores se preguntaron por el Oriente navegando hacia el oeste. Se creía que esto condujo al descubrimiento del nuevo mundo. Cristóbal Colón descubrió América en 1492, lo que abrió el camino para la exploración y colonización europea del Nuevo Mundo. Columbus Voyages animó a España y otros países a buscar la extensión y la riqueza de la tierra.


Fuentes

Reeves, The Finding of Wineland the Good (Londres, 1890) Heywood, Documenta selecta e tabulario secreto Vaticano (Roma, 1893) Adamus Bremensis, Adami Gesta Hammaburgensis ecclesiae pontificum ex recensione lappenbergi. ed. Waitz (Hannover, 1874) Gronlands historiske mindesmaerker (Copenhague, 1838-45) Rafn, Antquitates Americanae (Copenhague, 1837) Storm, Islandiske Annaler indtil 1587 (Christiana, 1888) Monumenta Historica Norwegiae (Christiana, 1888) Eiriks Saga Raudoa (Copenhague, 1891) Aris Islendingabok, ed Jonsson (Copenhague, 1887), ed. Golther (Halle, a. S., 1892) Werlauff, Symboliae ad Geographiam medii oevi ex Monumentis Islandicis (Copenhague, 1821) Anderson, América no descubierta por Colón con una bibliografía de los descubrimientos precolombinos de América por Watson, 4ª ed. (Chicago, 1891) de Roo, Historia de América antes de Colón (Filadelfia, 1900), un relato más completo de todos los descubrimientos más o menos probables de América antes de Colón Herberman, América antes de Colón en U. S. Cath. Hist. Soc. Registros y estudios históricos (Nueva York, 1901), II Winsor, Historia narrativa e crítica de América (Boston, 1886-89) Lucas, Los anales del viaje de los hermanos Niccolo y Antonio Zeno (Londres, 1898) Fiske, El descubrimiento of America (Boston, 2 vols., 1902), pequeña edición de 1 vol. (Boston, 1905) Storm, Studier over Vinlands reiserne Vinlands goegraphi og ethnografi (Copenhague, 1888) edición abreviada en inglés, Studies on the Vinland Voyages (Copenhague, 1889) Om Zeniernes reiser in Norske geor. selskabstarbog (Christiana, 1891) Nye Efterretninger om det Gamle Gronland en Hist. Tidskrift (Christiana, 1892) Fischer, Die Entdeckungen der Normannen in Amerika (Friburgo, 1902), tr. Soulsby, the Discoveries of the Norsemen in America (Londres, 1903), con ricos detalles literarios sobre las obras de Humboldt, de Costa, Horsford, Norden Skiold. Maurer, Storm, Harrisse, Ruge, etc. Herberman, The Northmen in America in Historical Records and Studies (Nueva York, 1903), III, Parte I Fischer, Los diezmos de las cruzadas en Groenlandia, 1276-82, ibid. (Nueva York, 1904), III, Parte II Bjornobo og Petersen, Claudius Clausson Swart (Copenhague, 1904) Thalbitzer, The Eskimo Language, con una introducción histórica sobre el esquimal oriental en Meddelelser om Gronland (Copenhague, 1904), XXXI, Skraelingerne i Markland og Gronlnad, deres Sprog og Nationalitet en Danske Videns kab. Selsk Forhandl. (1905) Jonsson, Gronland Gamle Topografi efter Kilderne en Meddelelser (Copenhague, 1899), XX Nielsen, Nordmaendog Skraelinger i Vinland en norske G. S. Aarb. (1905).


Reclamaciones pseudoarqueológicas de caballos en las Américas

Uno de los ejemplos de arte rupestre que cita Collin es de la 48ª cueva sin nombre en el este de Tennessee y data de aproximadamente 6000 años antes de Cristo. Las leyendas de la imagen simplemente dicen & # 8220 animal cuadrúpedo & # 8221, pero ella asume que se trata de un caballo. Se obtuvo una fecha directa utilizando espectrometría de masas acelerada (AMS) en una muestra de pigmento de carbón vegetal. Pero la fecha no dice nada sobre la especie del animal. Visualmente, es un cuadrúpedo. ¿En lugar de citar la fuente principal (Simek, Cressler, Herrmann y Sherwood, 2013)? directamente, Collin cita curiosamente una fuente de noticias de Internet (Smith, 2013)? y critica que la caracterización del escritor # 8217 del arte rupestre en la región del este de Tennessee por incluir & # 8220 personajes de otros mundos, serpientes sobrenaturales y perros & # 8230 & # 8221 al decir & # 8220 & # 8220 que esta interpretación de los pictogramas que ilustran grandes cuadrúpedos que acompañan a las personas tiene poco sentido culturalmente, & # 8221 como si supiera lo que la gente pensaba hace 6000 años.

Si hubiera mirado la fuente original, Collin habría leído que la inclusión de cánidos (perros, lobos, coyotes) en el arte rupestre local estaba lejos de ser infrecuente. Y habría visto una imagen que era claramente de un grupo de caninos como ejemplo. Pero esta podría no ser su queja real, ya que ella también dice, & # 8220 no se sabía que existían perros cerca del tamaño dimensional ilustrado en estas pictografías & # 8230 & # 8221 Collin está claramente bajo la creencia errónea de que el arte rupestre solo incluirá imágenes que deben escala.

Otro ejemplo de arte rupestre que Collin usa como evidencia de que los caballos estaban en las Américas antes del contacto es un elemento pictográfico en Alto de Pitis en Perú. ¿La descripción (van Hoek, 2013)? como un caballo con jinete que data de después de 1540 es refutado por Collin basado en una publicación de blog de NephiCode.com (DowDell, 2016) ?, con lo que ella está de acuerdo. Se burla de van Hoek por no molestarse en fechar el arte rupestre sin molestarse en describir qué método de datación sería posiblemente apropiado para este panel. Honestamente, no sé si Alto de Pitris sería un buen candidato para la datación XRF o no, pero van Hoek, de hecho, fechó este elemento del panel, pero con una datación relativa basada en la existencia entendida del caballo en Perú.

Además, entre la evidencia física que Collin presenta para los caballos previos al contacto se encuentran los Blythe Intaglios, un conjunto de geoglifos cerca de Blythe, California en el desierto de Colorado. Dos de estos son de cuadrúpedos que generalmente se aceptan como pumas. Ciertamente, no se parecen a los caballos más que a los cuadrúpedos. Si bien a menudo se dice que los Blythe Intaglios tienen al menos 1.000 años de antigüedad, se desconoce su fecha real, principalmente debido a la & # 8220 falta de artefactos sensibles al tiempo y características que contienen carbón & # 8221 (Gilreath, 2007 p. 289).

Con los geoglifos, Collin también se apoya en las palabras de Craig Downer, quien aboga por que los caballos salvajes y los burros no sean vistos como invasores. Al revisar su bibliografía para el trabajo que Collin citó, vemos el patrón familiar de acudir a fuentes pseudocientíficas como la revista Americano antiguootra entidad, como NephiCode, con una agenda para argumentar que los mormones y los judíos eran los antepasados ​​de los nativos americanos.

Downer escribe sobre su propio descubrimiento de supuestos petroglifos de caballos que personalmente data de más de 1.000 años. ¿El método de las citas? Comparó visualmente los tonos de pátina (Downer, 2014) ?. Sin dispositivo XRF. Ningún estudio a largo plazo de la patinaje y los matices y patrones de color asociados. Ninguna indicación en absoluto de lo que comprendía la pátina. Por lo tanto, no es de extrañar que el artículo de Downer & # 8217 se haya publicado en el Revista Estadounidense de Ciencias de la Vida, que figura en Beal & # 8217s List of Predatory Journals (http://bealslist.weebly.com).

Restos esqueléticos

Collin continúa citando fuentes marginales y pseudoarqueológicas en su tesis doctoral hasta el punto de que resulta difícil confiar alguna de sus fuentes. Hay & # 8217s una variedad de post-contacto Equus permanece que ella describe y el descubrimiento ocasional que supuestamente fue previo al contacto. Como las excavaciones de la cueva Pratt de Ernie Lundelius. ¿Collin cita ahora a otro escritor marginal (S. E. Jones, 2012)? quien habló de la cueva Pratt, donde se recuperaron dos huesos de caballo (un metapodial y una porción de falange), ambos en la superficie del interior de la cueva.

La datación por radiocarbono de las muestras en los estratos debajo de la superficie reveló que la fecha más antigua en la cueva es 2820 +/- 180 años AP (Lundelius, E. L., 1979) ?. Eso no impidió que Jones declarara que había un rango de fechas de 6020 a 5890 a. C. para los huesos depositados en la superficie después de que las muestras de abajo dataran de un máximo de aproximadamente 870 a. C. Ludelius afirma en su artículo sobre la cueva de Pratt que los huesos de la superficie eran de una "forma pequeña del tamaño de un asno" y, aunque no podía estar seguro de si era doméstico o salvaje, sin duda era moderno y probablemente introducido en el mundo. cueva por un depredador. Parecería que Jones está obteniendo datos de la nada, ya que no ofrece ninguna cita que explique la edad extrema que afirma. Lundelius ciertamente no usó esa edad y confrmó tanto en correspondencia personal conmigo.

No sin una sola sorpresa, el artículo de Jones & # 8217 se publicó por primera vez en Americano antiguo magazine un periódico marginal e hiperdifusionista que presenta muchos artículos sobre cómo los pueblos antiguos de las Américas tuvieron contacto y ayuda de personas blancas más inteligentes y tecnológicamente avanzadas de lugares como Europa mucho antes de la llegada de Colón. Collin también cita otro conjunto de huesos de caballo excavados que Jones también discutió en ese mismo artículo. Al hacerlo, cita directamente la publicación original, pero omite una observación crítica que apunta a su conclusión: marcas de corte en el hueso de una herramienta de acero. Eckles y sus colegas reconocen que el hueso ocasionalmente produce resultados jóvenes (esto se debe a que el material más joven se adhiere al hueso enterrado), pero están de acuerdo en que el límite superior de las fechas de radiocarbono obtenidas (después de mediados del siglo XVII) es realista y que se trata de una historia temprana. en Wyoming (Eckles, Lockewood, Kumar, Wedel y Walker, 1994) ?.

Conclusión

Collin comienza su disertación con un claro chip en su hombro para la llamada & # 8220mainstream academia & # 8221 y & # 8220Western science & # 8221 No hay & # 8220western & # 8221 ciencia. Hay ciencia. Los métodos que funcionan independientemente de dónde se encuentre geográficamente o cuál sea su origen étnico. Eso es lo maravilloso y maravilloso de la ciencia es que puede ser manejada incluso por los más oprimidos o marginados entre nosotros si se adhieren a sus métodos. El único truco real es observar el universo de una manera lógica y registrar los datos de una manera lo suficientemente razonada como para proporcionar resultados consistentes.

Si bien Collin señaló con razón la presencia de sesgos entre los investigadores no indígenas o no nativos, también se comprometió a superar cualquier sesgo propio. Ella falló. Desde el comienzo. Su resumen reveló una conclusión con la que comenzó y proclamó los datos que encontraría. En su trabajo no se demostró ningún intento serio de falsificar su hipótesis; de hecho, su hipótesis nula no estaba clara: ¿qué mostraría que estaba equivocada al recopilar datos?

No se puede subestimar la importancia de contar con investigadores y científicos indígenas de todo el mundo que respondan preguntas y exploren el patrimonio de su propia gente. Ésta es una razón más importante por la que tal esfuerzo debe emprenderse de manera que coloque el trabajo en una posición lo más cercana a ser irreprochable como sea posible. De hecho, este debería ser un objetivo de cualquier esfuerzo de investigación legítimo.

Sin embargo, confiar en fuentes tan cuestionables como para ser consideradas pseudocientíficas, pseudoarqueológicas y pseudohistóricas, tiene el efecto de disminuir cualquier esfuerzo de investigación al margen de la ciencia en el mejor de los casos. Pone en duda cualquier trabajo futuro que produzca el investigador. Y mancha la reputación de quienes la validan académicamente. Pero lo que es más importante, cuando se trata de hacer avanzar a los pueblos indígenas o históricamente marginados, estas obras se convierten en obstáculos para quienes merecen ese avance.

La disertación de Collin # 8217 cita Ancient Origins, Richard Thornton y Dell Dowdell, y cada una de estas fuentes promueve de forma diversa o indirecta ideas sobre los nativos americanos que pueden considerarse racistas. Dowdell, el creador de nephicode.com, promueve activamente la noción de que los nativos americanos son descendientes de mormones blancos y cree que la Tierra es tan antigua como una de las pinturas rupestres mencionadas anteriormente en este artículo. El teórico de la conspiración Richard Thornton publica afirmaciones pseudoarqueológicas de asentamientos mayas en Georgia. Y Ancient Origins es un sitio web que trafica todo tipo de noticias, libros y medios arqueológicos falsos, fraudulentos y fantásticos con fines de lucro. Los autores que promueven van desde racistas hasta teóricos de la conspiración en general.

Encontrarse con cualquiera de estos en una disertación para un doctorado debería ser suficiente para poner en duda todas las fuentes de esa disertación. Quizás hubo una docena o más de fuentes cuestionables de este calibre.

Ciertamente no me opongo categóricamente a la idea de que Equus puede haber sobrevivido a la extinción del Pleistoceno y continúa incluso hoy. Creo que esta es una hipótesis científica perfectamente válida. Pero es uno que debería probarse utilizando la ciencia. No & # 8220Western science. & # 8221 No a través de la lente de la academia no indígena. Simplemente debe probarse con la ciencia, un conjunto de métodos disponibles para cualquiera que desee utilizarlos independientemente de su origen geográfico, afiliación cultural o herencia étnica.

Referencias y lecturas adicionales

Collin, Y. R. H. (2017). La relación entre los pueblos indígenas de las Américas y el caballo: deconstruyendo un mito eurocéntrico (Universidad de Alaska Fairbanks). Obtenido de https://search.proquest.com/docview/1895090520?accountid=6180%5Cnhttp://dw2zn6fm9z.search.serialssolution.com?ctx_ver=Z39.88-2004&ctx_enc=info:ofi/enc:UTF-8&rfr_id= info: sid / ProQuest + Disertaciones +% 26 + Tesis + Global & amprft_val_fmt = info: ofi / fmt: kev: mtx: Diserta

DowDell, D. (2016). El jinete del Alto de Pitis - Parte III. Obtenido del sitio web NephiCode.com: http://nephicode.blogspot.com/2016/05/the-horseman-of-alto-de-pitis-part-iii.html

Downer, C. C. (2014). El caballo y el burro como nativos retornados que contribuyen positivamente en América del Norte. Revista estadounidense de ciencias biológicas, 2(1), 5. https://doi.org/10.11648/j.ajls.20140201.12

Eckles, D., Lockewood, J., Kumar, R., Wedel, D. y Walker, D. N. (1994). Un esqueleto de caballo del período histórico temprano del suroeste de Wyoming. El arqueólogo de Wyoming, 38(3–4), 55–68.

Farley, G. (1993). A plena vista: récords del viejo mundo en Anceint America. Columbus, GA: ISAC Press.

Gilreath, A. J. (2007). Prehistoria de California: Arte rupestre en el Estado Dorado. En T. L. Jones y K. A. Klar (Eds.), Colonización, cultura y complejidad (págs. 273-290). Lanham, MD: Rowman Altamira.

Jones, S. E. (2012, enero). ¿Había caballos en las Américas antes de Colón? Americano antiguo, 5–6.

Lundelius, E. L., J. (1979). Mamíferos pospleistocenos de la cueva Pratt y su importancia ambiental. En H. H. Genoways y R. J. Baker (Eds.), Investigaciones biológicas en las montañas de Guadalupe, Parque Nacional, Texas (págs. 239-258). Washington D. C .: Servicio de Parques Nacionales, Proc.

Mártir D ’Anghiera, P. (1912). De Orbe Novo (F. (trad. MacNutt, Ed.). Reproducción del Proyecto Gutenberg ed.


'1491' explora las Américas antes de Colón

Nuestro mito fundador sugiere que las Américas eran un desierto poco poblado antes de la llegada de los europeos. El historiador Charles C. Mann recopiló pruebas de una sociedad precolombina mucho más compleja y poblada. Le cuenta a John Ydstie sobre 1491.

Autor Charles C. Mann ocultar leyenda

Más de la entrevista

Asentamiento de las Américas

Tecnologías de construcción Inca

Esto es TODAS LAS COSAS CONSIDERADAS de NPR News. Soy John Ydstie.

¿Cómo eran las Américas en 1491, antes de la llegada de Colón? Nuestros mitos fundadores sugieren que el hemisferio estaba escasamente poblado principalmente por tribus nómadas que vivían con ligereza en la tierra y que la tierra era, en su mayor parte, un vasto desierto. Eso es lo que la mayoría de nosotros aprendimos en la escuela, junto con algunos párrafos sobre culturas más desarrolladas en América Central y del Sur. La investigación de las últimas décadas sugiere, sin embargo, que las Américas eran el hogar de más personas que Europa cuando llegó Colón y que la mayoría vivía en sociedades complejas y altamente organizadas. En su nuevo libro titulado "1491: Nuevas revelaciones de las Américas antes de Colón", Charles C. Mann recopiló pruebas de la sofisticación de la América precolombina. Ahora se une a nosotros desde los estudios de WFCR en Amherst, Massachusetts.

Sr. CHARLES C. MANN (Autor, "1491"): Me alegro de estar aquí.

YDSTIE: Pintemos rápidamente una imagen de cómo la nueva evidencia sugiere que era Estados Unidos en 1491, cómo eran las culturas indias. Y empecemos por un lugar muy familiar para los norteamericanos, para los norteamericanos, y eso es en Nueva Inglaterra, en la zona de la colonia de Plymouth. ¿Qué tipo de sociedad india existía en ese momento?

Sr. MANN: Desde el sur de Maine hasta las Carolinas, habría visto prácticamente toda la costa bordeada de granjas, tierras despejadas, el interior de muchas millas y aldeas densamente pobladas generalmente rodeadas con paredes de madera. Y luego, en el sureste, habrías visto estos cacicazgos sacerdotales, que estaban centrados en estos grandes montículos, miles y miles de ellos, que aún existen. Y luego, a medida que avanzabas, te habrías topado con lo que a menudo se llama el imperio azteca y tal vez más conocido como la Triple Alianza porque era un grupo de tres personas, que era un imperio expansionista muy agresivo que tenía uno de las ciudades más grandes del mundo como su capital, Tenutchtitlan, que ahora es la Ciudad de México.

YDSTIE: Más grande que Londres o París.

Sr. MANN: Oh, sí. Fue un lugar fantástico. Los españoles que lo vieron por primera vez no podían creer lo que veían. Estaba en medio de un inmenso lago llamado Lago Texcoco con este enorme conjunto de islas construidas artificialmente rodeadas de botes. Era como Venecia.

YDSTIE: Y si te adentras en Sudamérica, te toparás con ... en la costa del Pacífico, te encontrarás con el imperio Inca.

Sr. MANN: Sí, que probablemente era el estado más grande de la Tierra. Si estuviera en Europa, se habría extendido desde Estocolmo hasta El Cairo y habría abarcado todos los ecosistemas imaginables. Y luego, si se adentraba más en el Amazonas, había decenas y decenas de jefaturas que culminaban en un estado bastante grande en esta gigantesca isla en la desembocadura de la comargo amazónica (ph).

YDSTIE: Y la nueva investigación de las últimas décadas también sugiere que América del Norte estaba tan poblada como Europa.

Sr. MANN: Sí. Debido a que los indios fueron exterminados en un grado extraordinario por las enfermedades, estas enfermedades se adelantaron a los colonos. Y así, los colonos europeos entrarían y encontrarían tierras esencialmente desiertas recientemente. Y así, toda su impresión fue la de un área escasamente poblada. Y solo en las últimas décadas, gracias a herramientas arqueológicas y científicas más avanzadas, hemos podido darnos cuenta exactamente cuántas personas había antes de la llegada de los europeos.

YDSTIE: Mm-hmm. Y, de hecho, si regresamos a América del Norte y al área de Nueva Inglaterra, por ejemplo, en los primeros cien años después de que los europeos comenzaron a llegar a América, realmente no podrían establecer colonias porque el área estaba muy poblada. .

Sr. MANN: Y los indios, naturalmente, no querían que esta gente estableciera campamentos permanentes. Y entonces lees las primeras crónicas y la gente hará visitas breves y comerciará, y los indios serán muy hospitalarios. Y luego, después de cierto tiempo, aparecerá una gran fuerza de hombres armados e informará a los europeos de la duración limitada de la hospitalidad india, y los europeos se irán. Y esto sucedió una y otra y otra vez.

YDSTIE: Y lo que cambió fue la enfermedad.

YDSTIE: Y así, cuando aparecieron los Peregrinos, encontraron un área devastada o al menos un área vacía.

Sr. MANN: Era un área vacía, si eso tiene algún sentido. “Era una tierra viuda”, como la llamó un historiador. De hecho, los primeros 50 asentamientos en Nueva Inglaterra estaban en aldeas indias desiertas. Y estaban desiertos porque toda la gente que había en ellos había muerto. Y, de nuevo, si lees los relatos coloniales, constantemente encuentran esqueletos esparcidos por todo el lugar y aterrizan en un cementerio.

YDSTIE: Y, por supuesto, el tipo de mito antes de todo esto era que los indios sucumbieron a los europeos debido a la tecnología europea superior, la organización política europea superior, tal vez incluso un carácter moral superior. Pero toda esta teoría de la enfermedad sugiere que ninguna de esas características era tan importante. Y, de hecho, sugiere que tecnológicamente muchas de las culturas indias eran tan avanzadas, aunque no en las mismas áreas, como las culturas europeas.

Sr. MANN: Sí. Tomemos la conquista del imperio Inca, que Pizarro hizo con solo un par de cientos de personas (creo que 168 es el número exacto) y, por lo general, se debe a la posesión del armamento de caballos y acero. Pero, de hecho, el Inca rápidamente aprendió a luchar contra los caballos. Y en lo que respecta al acero, la armadura era en realidad un impedimento. Los españoles lo desecharon porque la armadura Inca, que estaba hecha de este algodón densamente tejido, era tan superior en esas condiciones que estas cosas no importaban.

Lo que realmente importaba era la terrible forma política en la que se encontraba el imperio desde la guerra civil y, además, que Pizarro era un líder extraordinario y era extremadamente hábil para enfrentar a una facción contra la otra. Y este tipo de cosas, la forma tradicional en que la gente pierde, por una mejor generalidad, es lo que importa, no tanto la tecnología.

YDSTIE: Hablemos un poco más sobre la tecnología y la diferencia tecnológica. Un punto que usted señala es que la tecnología europea se basaba en la compresión, la compresión del metal y ese tipo de cosas, mientras que la tecnología india, y particularmente en América del Sur, se enfocaba en la tensión y el uso de fibras.

Sr. MANN: Sí. Y un ejemplo perfecto de eso son estos puentes que tenían los indios, que eran puentes colgantes que atravesaban cañones y demás. Los puentes colgantes en ese momento no existían en Europa, y los españoles al principio se negaron a cruzar estos puentes porque no podían ver lo que los detenía. No había nada debajo de ellos. Y están todas estas cartas donde decían: 'Tienen estos puentes increíbles. ¿Y adivina qué? De hecho, puedes caminar a través de ellos '. Una vez más, es solo una cuestión de un tipo diferente de tecnología.

El Inca tenía una metalurgia muy, muy sofisticada, pero para sus propósitos, los metales eran los más importantes como medio de exhibición, por su color. Y entonces tenían todas estas técnicas para crear estas aleaciones muy delgadas que podrían usarse para revestir cosas. Pudieron trabajar con tipos de metales que los europeos no entendían. Sin embargo, no tenían herramientas de acero. Y la razón fue que el metal no se valoraba de esa manera. Lo valoraron por su flexibilidad, por su plasticidad más que por su dureza.

YDSTIE: Hablemos un poco sobre los predecesores de los incas. Una de las cosas que entendemos gracias a la investigación de las últimas dos décadas es que los incas no fueron la primera cultura altamente desarrollada en esa área, hubo varias culturas predecesoras. Y eso es parte de lo que ha sido el trabajo más interesante de esta nueva investigación en los últimos años.

Sr. MANN: Oh, sí. Si, ya sabes, en el 2.500 o 3.000 a. C. fueras un marciano y hubieras querido aterrizar en las culturas más sofisticadas de la Tierra, habrías tenido un número muy limitado de opciones. Y uno de ellos habría sido la costa de Perú, donde había un grupo de ciudades, 20 o 30 ciudades pequeñas, probablemente el mayor complejo urbano de la Tierra en ese punto. Y esto fue mucho en la época de Sumeria y Egipto, y esto acaba de ser descubierto. La edad de las ciudades se estableció por primera vez en 2001 y el año pasado fue la primera publicación de esta encuesta. Y esencialmente, dondequiera que los científicos hayan mirado en las Américas, han visto más evidencia de que más personas hacen más cosas con un mayor nivel de complejidad en un momento mucho antes de lo que habían creído.

YDSTIE: Charles C. Mann es el autor de "1491: Nuevas revelaciones de las Américas antes de Colón". Muchas gracias por acompañarnos.

Sr. MANN: Fue un placer.

Copyright y copia 2005 NPR. Reservados todos los derechos. Visite las páginas de términos de uso y permisos de nuestro sitio web en www.npr.org para obtener más información.

Verb8tm, Inc., un contratista de NPR, crea las transcripciones de NPR en una fecha límite urgente, y se producen mediante un proceso de transcripción patentado desarrollado con NPR. Este texto puede no estar en su forma final y puede ser actualizado o revisado en el futuro. La precisión y la disponibilidad pueden variar. El registro autorizado de la programación de NPR & rsquos es el registro de audio.


¿Cómo cruzó el mar el pollo?

Todos podemos predecir lo que sucedería si un pollo intentara volar a través del Océano Pacífico: no llegaría muy lejos antes de convertirse en cebo para tiburones. Entonces, ¿cómo llegaron los pollos domésticos, que son nativos del sudeste asiático, a Sudamérica?

Más de Living Bird

Los restos de una cena de pollo de 600 años excavada en un antiguo vertedero de basura han resuelto el misterio de si los pollos fueron transportados originalmente a América del Sur por los primeros exploradores españoles o por viajeros humanos transpacíficos mucho antes de la llegada de los primeros europeos. en el Nuevo Mundo.

La hipótesis del explorador español ha sido popular durante mucho tiempo, pero los historiadores saben desde hace mucho tiempo de una arruga desconcertante a esa idea: los primeros relatos revelan que cuando los conquistadores españoles liderados por Francisco Pizzaro ingresaron por primera vez al Imperio Inca en 1532, en lo que ahora es Perú, encontraron el Los incas ya están criando muchos pollos domésticos de aspecto familiar. Los rituales religiosos incas también presentaban gallinas. Es difícil conciliar esta familiaridad si los incas hubieran obtenido pollos mediante el comercio a larga distancia solo unas décadas antes, después de que Colón y otros europeos tocaron tierra por primera vez.

La otra posibilidad es que los pollos incas fueran descendientes de aves transportadas a través del Pacífico mucho antes por marineros polinesios, o quizás chinos. Esta ha sido una idea controvertida y a menudo difamada en los círculos arqueológicos, en parte debido a la larga historia de invocar incorrectamente conexiones de larga distancia entre las principales civilizaciones humanas en diferentes continentes.

La solución al misterio del pollo radica en huesos recientemente excavados en un sitio arqueológico llamado El Arenal, que se encuentra a unas dos millas tierra adentro de la costa del centro de Chile. La datación por radiocarbono de los huesos de pollo en sí, junto con la datación arqueológica de los artefactos con los que se encontraron, los fecha firmemente a más tardar en 1425 d.C. y probablemente antes, décadas antes de que Colón desembarcara por primera vez en América.

Por sí solo, esta fecha temprana indica que los pollos llegaron a América del Sur antes que los españoles. Pero de donde vinieron? Los investigadores fueron más allá y compararon fragmentos de ADN de los huesos chilenos con los de pollos modernos y de huesos de sitios arqueológicos polinesios en las islas del Pacífico. Descubrieron que los pollos chilenos estaban estrechamente relacionados con los criados por los primeros polinesios.Este hallazgo implica firmemente a los viajeros polinesios como la fuente de los primeros pollos sudamericanos. Este descubrimiento es especialmente notable porque proporciona algunas de las primeras pruebas sólidas del contacto entre los polinesios y las civilizaciones precolombinas de América del Sur.

Los pollos incas que observó Pizarro eran casi con certeza descendientes de aves transportadas a través del Pacífico a lo largo de casi 3.000 años, a través de las constantes colonizaciones isla por isla de los colonos polinesios. La evidencia del ADN sugiere además que al menos una raza actual de pollos, la Araucana con orejas mechones, que se derivó de la estirpe chilena, es al menos parcialmente descendiente de los antepasados ​​polinesios de las gallinas.

Hoy en día, las Américas son el hogar de muchas aves extraterrestres, incluidas las palomas de roca, los estorninos europeos, los gorriones comunes y las palomas de collar euroasiáticas. Pero los pollos domésticos ahora poseen la dudosa distinción de ser la primera especie de ave que los humanos introdujeron en todo el mundo. —Irby Lovette


¿Sabían los romanos que Estados Unidos existía?

¿Sabían los romanos sobre el Nuevo Mundo? ¿Qué romanos? ¿Todos ellos? ¿O simplemente la gente que toma decisiones militares? Los romanos conocían China y comerciaban con seda, pero estaba demasiado lejos para la actividad militar y hay muchas cosas entre Roma y China. Existe cierta especulación de que César quería tomar Partia (asesinado justo antes de irse) seguido de India, duplicando a Alejandro. ¿Se preguntó sobre China? Estoy divagando.

La mayor debilidad en el contacto Roman / NewWorld es & quot por qué & quot. Los vikingos siempre estaban en busca de una buena tierra, Colón quería hacer fortuna. No puedo pensar en ningún & quotexplorer & quot que haya sido financiado solo para ir y mirar a su alrededor para divertirse. La explicación más lógica para el contacto precolombino sería el comercio, y no hay evidencia de eso. Hay que fundamentar una historia con pruebas: ¿quién se llevó qué bienes comerciales, de dónde salieron, de dónde llegaron, por qué intercambiaron? El listón está bastante alto para establecer el comercio.

Siendo así, hay una cantidad inexplicable de artefactos en Asia, América del Sur y África que simplemente no deberían estar allí. Es como esos artículos romanos canadienses de & quot; naufragio & quot: no significan nada por sí mismos, incluso si son auténticos. necesitan contexto. ¿Cómo sabemos que el capitán de un barco de 1800 no tenía afición por coleccionar artefactos romanos? ¿Su barco naufragó en otro lugar y los artículos fueron arrastrados donde fueron encontrados? No están relacionados con el naufragio cercano. que el gobierno canadiense no les permitirá excavar. ¿por alguna razón? Hmmmm

Aún así, la evidencia sigue acumulándose. Artefactos, seguro. pero hay evidencia "genética" (ADN humano, animal, vegetal). Pollos en Perú que solo podrían provenir de estirpes precolombinos en Asia. Una tribu sudamericana con ADN polinesio. Plantas nativas de Asia que aparecen en América del Sur. Plantas nativas de América del Sur que aparecen en Asia y África. Plantas nativas de África que aparecen en América del Sur. Incluso parásitos intestinales humanos. No hay explicación para esto, solo evidencia. Sin narrativa para unir las cosas. todavía.

Hay momias egipcias que contienen THC, nicotina y cocaína. El hachís crece en Oriente Medio, no hay problema. Se cree que alguna vez hubo una planta de tabaco nativa de África que desde entonces se extinguió: eso se encarga de eso. Sin embargo, no hay explicación para la cocaína encontrada en momias (verificado por múltiples laboratorios europeos). Hay artículos científicos sobre la imposibilidad de que la planta de coca crezca alguna vez en el Viejo Mundo. África es un lugar bastante grande: si se pudiera cultivar cocaína en cantidad en cualquier lugar, la faz mundial del tráfico de drogas cambiaría. No hay explicación, pero la presencia de cocaína en las momias es un hecho. Los informes de química están disponibles para su lectura. Se ha realizado mucha más investigación después de la publicación de la Universidad de CA a continuación.

Como muchos campos académicos, la vieja guardia es bastante resistente a cualquier cambio en el paradigma "sin contacto antes de Colón". razón por la cual se ha creado un nuevo campo por la fuerza de la evidencia: el contacto transoceánico precolombino.
Aquí hay un buen diario: Precolombiana: un diario de contactos a larga distancia - Stephen C. Jett
Hay otro llamado & quotMigration and Diffusion & quot que no he podido encontrar (de Italia).

Si cree que esto debe archivarse con las pirámides voladoras de Graham Hancock, la Universidad de California, Riverside no parece pensarlo:
Drogas americanas en momias egipcias
“Y la lista sigue y sigue, algunas pruebas son mejores que otras, pero en general parece bastante irrefutable. Las afirmaciones en contrario parecen ser hechas por personas con intereses creados en la posición aislacionista. La evidencia, a favor y en contra, cuando se evalúa objetivamente, parecería indiscutible que favorece la posición difusionista (que afirma que se produjeron contactos precolombinos). "

Entonces, ¿sabían los romanos sobre el Nuevo Mundo? Quizás . Creo que un & quotabsolute no & quot está excluido por la evidencia aún creciente.


Antes de Colón, los moros estaban en América

Estos son los olmecas cabezas de piedra en México y los muurs africanos:

Presencia africana en América antes de Colón
Brent Campbell

Tradicionalmente, la historia se ha enseñado desde un punto de vista eurocéntrico. La razón es que el contenido de la educación, los libros de texto, las enseñanzas religiosas y la Biblia misma habían sido controlados durante 500 años por los europeos. A veces, este punto de vista oscurece la realidad. Hubo algunos hallazgos recientes que podrían indicar un error en nuestra traducción de la historia. A veces somos tan reacios a cambiar nuestra forma de pensar que necesitamos pruebas abrumadoras, mucho más allá de toda duda razonable. Este artículo intentará sentar las bases de la presencia africana en las Américas antes de la llegada de Colón, no como esclavos, sino como exploradores y comerciantes que ayudaron a construir la civilización olmeca.

Esta línea de pensamiento no es nueva. En 1920, Leo Weiner escribió África y el descubrimiento de América. Es un graduado de Harvard y se cree que fue el creador de la idea, aunque no tenía todos los hechos necesarios recientemente descubiertos para respaldar su teoría. Más tarde, en 1962, Harold G. Lawrence escribió African Explorers of the New World. Creía que los mandigos de los imperios de Mali y Songhay comerciaban con los nativos de América. En 1969, Basil Davidson escribió un artículo, titulado & # 8220¿Africanos antes de Colón? & # 8221. Este artículo reflexionaba sobre la información que Colón trajo del Nuevo Mundo. Alexander Von Wuthenau es un historiador sudamericano y enseñó Historia del Arte Precolombino en la Universidad de las Américas. También fundó la Colección Humanitas Americas en San Angel. Von Wuthenau escribió Caras inesperadas en la América antigua en 1975. Estos son solo algunos de los historiadores que apoyan esta teoría. Hay muchos más. El investigador principal sobre este tema en la actualidad es Ivan Van Sertima, quien ha escrito varios libros sobre el tema. Van Sertima es profesor en la Universidad de Rutgers. Dio una conferencia en el Instituto Smithsonian el 1 de noviembre de 1991, como parte del simposio & # 8220Race & # 8221, Discourse and the Origin of the Americas: A New World View of 1942. Muchos historiadores niegan esta presencia africana precolombina. y creo que ignorarlo es la mejor forma de afrontarlo, a excepción de Micheal Coe e Ignacio Bernal. Eligieron tomar una postura en contra de la presencia y escribieron varios libros sobre el tema.

Se cree que Cristóbal Colón descubrió el Nuevo Mundo, su ruta no era una ruta recta hacia el oeste como cabría esperar. Su ruta constaba de cuatro tramos. El partido de ida lo llevó al suroeste a las Islas Canarias frente a las costas de África. Después de llegar a las Islas, cambió las velas de una vela latina a una vela cuadrada. La vela latina fue diseñada para virar contra el viento. La vela cuadrada solo podía navegar con viento de popa o de costado, pero era más fuerte y rápida con menos viento. Este cambio solo se habría realizado si supiera que tenía seguidores o un viento lateral. Esto indica que Columbus recibió comentarios de alguien que viajó antes por esta ruta. El segundo tramo de la ruta de Columbus & # 8217s tenía un viento de seguimiento o lateral doce meses al año. Si hubiera ido al oeste desde España, se habría encontrado con vientos en contra durante todo el viaje. La tercera y cuarta etapa lo devolvieron por una ruta norte a casa. Entonces, ¿por qué viajó a África? Otras expediciones anteriores dirigidas por europeos o vikingos viajaron hacia el noroeste. Estos hechos son una fuerte indicación de que Colón estaba al tanto de los vientos y las corrientes de la costa de África. Algunos historiadores aún cuestionan estos hechos. Un historiador llamado Morrison creía que era una buena suerte que el viento llevara la flota de Colón al Nuevo Mundo. Otro historiador, Bjorn Landstrom, cree que fue voluntad de Dios que él fuera el único en descubrir el N.E. Vientos alisios y corrientes.

En el Océano Atlántico hay corrientes y vientos que se mueven en la misma dirección todo el año con poca variación. Estas corrientes y vientos son lo suficientemente fuertes como para desviar un barco de su curso y moverlo de un lado del océano al otro. Una vez en esta corriente, sería casi imposible que un barco sin motor se liberara. Hay dos corrientes que se originan en la costa de África y fluyen hacia el oeste hacia las Américas. Las dos corrientes son la Corriente de Guinea y la Corriente de Canarias. La corriente de Guinea comienza alrededor de África central, justo debajo del ecuador y fluye hacia América del Sur, alrededor de Brasil. La corriente canaria se origina en las islas Canarias y fluye a lo largo del norte de África hasta Cabo Verde, donde desemboca en la corriente ecuatorial del norte. Esta corriente junto con la N.E. Trade Winds entregaría un barco en América del Norte alrededor de las Islas Bahamas, que estaba justo en el corazón de la civilización olmeca.

Ha habido varios experimentos importantes con barcos africanos y las corrientes atlánticas. A partir de 1952, el Dr. Alain Bombard navegó de Casablanca a Barbados en una balsa africana. En 1955, el Dr. Hannes Lindemann navegó durante cincuenta y dos días desde las islas de Cabo Verde hasta la costa de América del Sur. Ambos viajes se hicieron solos y los hombres llegaron con buena salud. En 1969, Thor Heyerdahl realizó dos experimentos, uno con el Ra I y el otro con el Ra II. El Ra I y el Ra II eran barcos construidos idénticos a un modelo de barco africano anterior. Los barcos fueron construidos con papiro y fueron construidos de la forma en que lo habrían sido durante la era precolombina. El Ra I fue construido por la gente de Buduma primero. El Ra I partió de Safi en el norte de África y navegué hasta Barbados. El Ra no logró hacer el viaje a través del Atlántico. El Ra II fue construido por una tribu nativa americana, los aymaras, este barco lo hizo de África a América con éxito. Estos experimentos demuestran que si estos simples barcos pudieran atravesar el Océano Atlántico usando una de las dos corrientes, entonces algunos de los barcos más sofisticados de África podrían haber hecho el viaje.

La civilización de África desarrolló vasijas muy sofisticadas. Construyeron botes de junco con y sin velas, balsas de troncos amarradas, piraguas con amarres anchos, barcos vikingos, canoas dobles, dhows de aparejo latino, botes articulados y embarcaciones de tablones cosidos con cuerdas con cabinas de paja y facilidades para cocinar. Estos barcos se pueden encontrar navegando por los ríos Nilo y Níger. Los barcos cubrieron una distancia de 2,600 millas transportando carga desde alimentos y personas hasta elefantes y material de construcción. África en su punto más cercano está a 1.500 millas de América. Este punto pone en perspectiva un posible viaje a las Américas.

Se ha documentado que dos civilizaciones africanas diferentes hicieron el viaje a las Américas. La primera fue la 25a dinastía de Egipto (751-656 a.E.C.). Cualquier viaje realizado durante este tiempo habría resultado accidental. La búsqueda de los nubios de depósitos de mineral de hierro los llevó arriba y abajo de la costa africana. Es posible que hayan viajado al Atlántico después de que los depósitos de mineral de hierro o una tormenta los haya llevado al Atlántico. Una vez en las corrientes, los habría entregado a las Américas. Esto los colocaría en el corazón de los olmecas en el momento de la fundación de la civilización olmeca. El segundo viaje fue realizado por el pueblo mandiga del Imperio de Mali en 1310 y 1311. En 1324, Mansa Kankan Musa se detuvo en El Cairo e informó que su predecesor, el príncipe Abubakari II, lanzó dos expediciones para explorar los límites del Océano Atlántico. La primera expedición envió 200 barcos de hombres y 200 barcos de material comercial, alimentos, agua. Un barco regresó y habló de la corriente que parecía un río en medio del océano. El capitán vio cómo los barcos eran absorbidos y luego regresó con la noticia. El príncipe Abubakari II, después de escuchar al capitán, decidió que él mismo dirigiría el siguiente viaje. Tomó 1.000 barcos de hombres y 1.000 barcos cargados con suministros.

Algunos de estos africanos debieron llegar a América, porque hubo avistamientos que indicaron su presencia en el Nuevo Mundo. El propio Colón informó que los indios americanos de Hispaniola le habían dicho que & # 8220 había llegado a Hispaniola gente que tenía las puntas de sus lanzas hechas de un metal al que llaman quanin, del cual había enviado muestras a los soberanos para que las analizaran. , cuando se encontró que de 32 partes, 18 eran de oro, seis de plata y ocho de cobre. & # 8221 Estas muestras fueron enviadas a España en un barco correo, y se encontró que la proporción era idéntica a la que se estaba falsificando. en Guinea Africana. En su tercer viaje viajó a las islas de Cabo Verde. Allí descubrió que se habían encontrado & # 8220canoes que parten de la costa de Guinea y navegan hacia el oeste con mercadería. & # 8221 Un amigo personal de Colón, llamado Las Casa, quien viajó con él más tarde dejó el siguiente mensaje:

& # 8220 Ciertos habitantes principales de la isla de Santiago vinieron a verlos y dicen que al suroeste de la isla de Huego [Fogo, o Fuego] que es uno de los Cabo Verdes a 12 leguas de esta, se puede ver una isla. , y que el Rey Don Juan [Dom Joao II de Portugal] estaba muy inclinado a enviar para hacer descubrimientos hacia el suroeste, y que se habían encontrado canoas que parten de la costa de Guinea y navegan hacia el oeste con mercancías. & # 8221

Este viaje debe haber sido deliberado si estos barcos estuvieran cargados & # 8220 con mercancía & # 8221. Aunque mucho más tarde, esto coincidiría con las historias de viajes fuera de África. Más tarde, en el tercer viaje de Colón, notó la presencia de africanos en Panamá. Incluso Ferdinand Columbus dijo que su padre le dijo que había visto africanos al norte de Honduras.

Hubo otros avistamientos en las Américas que se informaron. Un avistamiento fue realizado por Peter Martyr, quien informó que Vasco Núñez de Balboa en septiembre de 1513 vio a dos hombres negros en Panamá. Los nativos americanos le informaron que estaban en guerra con un gran asentamiento de estos hombres negros. Se creía que estos hombres negros naufragaron. Otro avistamiento fue realizado por López de Gomara, quien describió a las personas como idénticas a los africanos que se ven en Guinea. El siguiente avistamiento de Labbe & # 8217 Brasseur de Bourbourg reportó dos pueblos indígenas en Panamá, los Mandinga (piel negra) y los Tule (piel roja). También Fray Gregoria García informa sobre los negros avistados en Cartagena, Colombia. Michael Coe incluso informó que Alonzo Ponce habló de un barco lleno de & # 8220Moors & # 8221 que desembarcaron en Campeche y aterrorizaron a los nativos.

& # 8220Alphonse de Quatrefages, autor de The Human Species, habla de distintas tribus negras entre los nativos americanos: comunidades negras como los Jamassi de Florida, los Charruas de Brasil y un pueblo de San Vicente. & # 8221

Ha habido muchos avistamientos de africanos en las Américas. A lo largo de los años, estos se han borrado de la historia como insignificantes o incorrectos. Sin embargo, la prueba no se puede alterar.

& # 8220 Limpiado de la tierra circundante, presentó un espectáculo impresionante. A pesar de su gran tamaño, la mano de obra es delicada y segura, sus proporciones perfectas. Único en carácter entre las esculturas aborígenes americanas, es notable por su tratamiento realista. Las características son audaces y sorprendentemente de carácter negroide. & # 8221 Por el Dr. Matthew Stirling

El pueblo de Tres Zapotes, México, es el lugar donde se descubrió la primera cabeza de piedra colosal. Fue descubierto por primera vez en 1858 por algunos campesinos mexicanos y luego fue excavado en 1938 por el Dr. Matthew Stirling. El Dr. Stirling dirigió un equipo conjunto de la Smithsonian Institution y la National Geographic Society para desenterrar el sorprendente hallazgo arqueológico. La cabeza estaba tallada en un solo bloque de basalto y descansaba sobre losas de piedra que, cuando se probó la fecha del carbono, reveló una fecha de creación del 4 de noviembre de 291 a. C. La cabeza de piedra se encontró a diez millas de la montaña de donde provenía, el monte Tuxtla. El único bloque de piedra que habían cincelado los nativos americanos tenía seis pies de alto y dieciocho pies de circunferencia, y pesaba más de diez toneladas. Esta piedra se movió diez millas sobre un desfiladero de treinta pies de profundidad, sin daños y sin la ayuda de la rueda o de los animales domésticos. El siguiente fue fundado en 1925 en La Venta, pero no fue excavado hasta 1939. La Venta fue el centro sagrado de los trabajos olmecas, y poseía una cabeza colosal más grande que la de Tres Zapotes. La Venta fue construida en una isla donde la piedra de basalto no se encuentra naturalmente. La fuente más cercana está a más de ochenta millas de distancia. La tarea de transportarlo debió ser difícil porque se estima que algunos de los bloques pesaban entre cuarenta y cincuenta toneladas. La capacidad de mover piedras grandes recuerda a otra civilización ubicada en África. Se cuestionó cómo podían mover las cabezas de piedra que se encontraron en La Venta y todas tenían rasgos que indicaban una presencia africana como la plenitud de los labios, la nariz carnosa de pan, las líneas de la mejilla y la mandíbula, y el etíope. tipo trenzas. Los tres principales centros de la civilización olmeca estaban en San Lorenzo, La Venta y Tres Zapotes, cada uno de los cuales contiene restos de muchas estructuras grandes. Nótese las semejanzas entre el jefe nubio de Kenia, África (foto de la revista National Geographic) y la cabeza colosal olmeca de La Venta I, Preclásico 1100 a.C.

La mayoría de los historiadores mostrarán imágenes de las cabezas de piedra sin una explicación. Como dijo un historiador & # 8220 nadie sabe quiénes eran ni de dónde vinieron, pero produjeron el primer estilo artístico bien desarrollado y se convirtieron en la gran & # 8216 madre de la cultura & # 8217 de América Central & # 8221. un puñado de historiadores que adoptarán un punto de vista opuesto. Aguirre Beltrán creía que eran una combinación humano-jaguar. Ignacio Bernal sintió que no podían ser africanos porque los africanos no tienen pliegues epicantónicos. Michael Coe sintió que el artista que tallaba las esculturas no tenía herramientas lo suficientemente pequeñas para hacer narices y labios más pequeños.

Se encontraron otros elementos como templos, santuarios y pirámides. También se encontraron pequeñas piezas de arte que incluían figurillas de granito, serpentina o jade. Algunas eran esculturas con rasgos de tipo africano y cabello de tipo africano. Estas esculturas se pueden encontrar en exhibición en el Museo de Antropología de la Ciudad de México, el Museo Diego Rivera, la Colección Josue Saenz y la Colección Alexander von Wuthenau.

Otro gran hallazgo en febrero de 1975 por un equipo de la Institución Smithsonian fueron dos esqueletos masculinos Negroid. Estos esqueletos fueron encontrados en las Islas Vírgenes de los Estados Unidos en una tumba que fue utilizada y abandonada mucho antes de la llegada de Colón. El suelo fue fechado en 1250 d.C. Los dientes mostraban & # 8220 mutilación dental característica de las primeras culturas africanas & # 8221. Antes de esto, el Dr. Andrzej Wiecinski se dirigió al XLI Congreso Internacional de Americanistas en México (septiembre de 1974). Esto es lo que dijo Wiecinski:

Parecía que algunos de los cráneos de Tlatilco, Cerro de las Mesas y Monte Albán (todos sitios preclásicos en México) muestran, en diferente grado, una clara prevalencia del patrón negroide total que ha sido evidenciado por el uso de dos métodos: a) análisis de distancia multivariante de características promedio de fracciones individuales distinguidas craneoscópicamente; b) análisis de distribuciones de frecuencia del índice medio de la posición entre combinaciones de variedades raciales.

Este descubrimiento en 1975 indicaría que los africanos estuvieron aquí antes que Colón. Murieron aquí antes que Colón y fueron enterrados aquí antes de la llegada de Colón.

Otros indicios de su presencia fueron los restos que dejaron de los artículos que trajeron a América desde África. De civilizaciones como Mali, Song Hay y Egipto, vinieron las principales plantas alimenticias estadounidenses, el Calendario Maya, la evidencia lingüística y el arte de construir pirámides. Los primeros indicios fueron las plantas que se trasplantaron de África a América. Las semillas de algodón, las plantas de banano, la calabaza de botella, el frijol rojo y el ñame de África Occidental son todos de origen africano, y de repente aparecieron en las Américas sin explicación alguna. No parece que hayan seguido un curso natural de migración. Se cree que estas plantas fueron transferidas, lo que requeriría un contacto efectivo entre las dos civilizaciones. La siguiente indicación fue el calendario que usaban los mayas basado en el calendario lunar y solar. Este calendario era bastante preciso y muy similar al calendario egipcio. El profesor Wiener cree que las matemáticas mayas se corresponden con el sistema numérico de los bambaras de Guinea. Otro indicio fue un sistema de escritura utilizado en las Américas llamado Micmac Hieroglyphs. Al comparar este estilo de escritura con la forma cursiva más simple de los jeroglíficos egipcios, llamado heiratic, se encontró que más de la mitad eran similares. Un examen más detenido reveló que los significados asignados a estos signos coincidían. Es evidente que los idiomas de África Occidental y los idiomas de América del Sur son similares. Estas similitudes se pueden rastrear hasta las raíces de palabras comunes. Estas diferencias son demasiado cercanas y ocurren con demasiada frecuencia para ser una coincidencia.

Una indicación muy importante es el conocimiento de la construcción de pirámides. La construcción de pirámides es una forma especializada de construcción. En Egipto progresaron desde la pirámide escalonada de Djosser hasta el producto terminado en Giza. En La Venta, que fue la ubicación de la primera pirámide en las Américas, había una pirámide completamente terminada. No había señales de aprendizaje progresivo. La base de estas pirámides tiene la misma medida que en Egipto y están colocadas sobre un eje norte-sur. Estas pirámides también tenían el mismo doble propósito, tumba y templo. Las cuatro indicaciones de influencia externa, plantas alimenticias estadounidenses, calendario maya, evidencia lingüística y construcción de pirámides son solo algunas. Hay más, como la religión, el tabaco, la astronomía y los animales africanos que aparecieron en las Américas.

Estas influencias externas controlaron el desarrollo de civilizaciones en el Nuevo Mundo. La civilización olmeca fue la primera de estas civilizaciones que floreció entre 1200 y 400 a. C. El primer gran Centro Civil-Ceremonial Olmeca se desarrolló en San Lorenzo hacia el 1200 a. C. Alrededor del 900 a. C., los olmecas y la civilización maya sentaron las bases para otras civilizaciones, para incluir a los aztecas y los incas. Estas civilizaciones recibieron suficiente transmisión para permitirles alcanzar la grandeza. Los africanos han sido grandes viajeros, portadores de cultura y coleccionistas de cultura entre la gente del mundo. Durante todo este viaje, los exploradores africanos nunca lanzaron una guerra destructiva contra las personas que conocieron. Las dos personas se unieron y crearon una cultura separada con su propia distinción, la civilización olmeca. Algunos de estos hechos de apoyo fueron descubrimientos recientes. Todos ellos son precisos, aunque algunos son difíciles de probar, debido a la destrucción de documentos por parte de exploradores europeos. Les he presentado los hechos. Ahora le toca a usted decidir. ¿Había presencia africana en las Américas antes de la llegada de Colón? Si respondió que sí, entonces es obvio para usted que los africanos jugaron un papel intrincado en el desarrollo del Imperio Olmeca, la primera civilización en las Américas.


Exploradores precolombinos en las Américas: la evidencia sólida - Historia

CIVILIZACIONES NEGRAS DE
AMÉRICA ANTIGUA (MUU-LAN),
MÉXICO (XI)

Cabeza de piedra gigantesca de Negritic African durante la civilización olmeca (Xi)

Las primeras personas en las Américas fueron personas de la raza africana negrítica, que entraron en las Américas quizás ya hace 100.000 años, a través de la recta de bering y hace unos treinta mil años en una empresa marítima mundial que incluía viajes desde el entonces húmedo y el lago llenó el Sahara hacia el Océano Índico y el Pacífico, y desde África Occidental a través del Océano Atlántico hacia las Américas.
Según la Tesis de Gladwin, este antiguo viaje ocurrió, en particular, hace unos 75.000 años e incluyó a pigmeos negros, pueblos negros negríticos y australoides negros similares a los aborígenes negros de Australia y partes de Asia, incluida la India.

Retratos de terracota africana antigua 1000 a.C. al 500 a.C.

Descubrimientos recientes en el campo de la lingüística y otros métodos han demostrado sin lugar a dudas que los antiguos olmecas de México, conocidos como el Pueblo Xi, procedían originalmente de África Occidental y pertenecían a la etnia africana mende. Según Clyde A. Winters y otros escritores (ver el sitio web de Clyde A. Winters), la escritura de Mende se descubrió en algunos de los antiguos monumentos olmecas de México y se encontró que era idéntica a la misma escritura utilizada por la gente de Mende de Occidente. África. Aunque la fecha de prueba del carbono catorce para la presencia de los olmecas negros o del pueblo Xi es alrededor del 1500 a.C., los viajes a México y el sur de los Estados Unidos pueden haber venido de África Occidental mucho antes, particularmente alrededor de cinco mil años antes de Cristo. Esa conclusión se basa en el hallazgo de un algodón nativo africano que se descubrió en América del Norte. La única forma posible de llegar a donde se encontró tuvo que haber sido a través de manos humanas. En ese período de la historia de África Occidental e incluso antes, la civilización estaba en pleno florecimiento en el Sahara Occidental en lo que hoy es Mauritania. Una de las primeras civilizaciones de África, el Imperio Zingh, existió y pudo haber vivido en lo que era un Sahara lleno de lagos, húmedo y fértil, donde los barcos se cruzaban de un lugar a otro.

ANTIGUOS REINOS AFRICANOS PRODUCIDOS
CULTURAS TIPO OLMEC

Los antiguos reinos de África occidental que ocuparon el cinturón forestal costero desde Camerún hasta Guinea tenían relaciones comerciales con otros africanos que se remontan a tiempos prehistóricos. Sin embargo, hacia el 1500 a.C., estos antiguos reinos no solo comerciaban a lo largo de Costa de Marfil, sino también con los fenicios y otros pueblos. Expandieron su comercio a las Américas, donde la evidencia de una presencia africana antigua es abrumadora. Los reinos que llegaron a ser conocidos por árabes y europeos durante la Edad Media ya estaban bien establecidos cuando gran parte de Europa occidental todavía estaba habitada por tribus celtas. En el siglo V a.C., los fenicios llevaban barcos comerciales a varios reinos de África occidental. Durante ese período, el hierro se había utilizado durante aproximadamente mil años y el arte de terracota se estaba produciendo con un gran nivel de artesanía. La piedra también se tallaba con perfección naturalista y, más tarde, el bronce se utilizaba para fabricar diversas herramientas e instrumentos, así como bellas obras de arte naturalistas.

Los antiguos reinos costeros e interiores de África occidental ocuparon un área que ahora está cubierta de una densa vegetación, pero que pudo haber sido despejada hace unos tres o cuatro mil años. Esto incluye las regiones desde las costas de África occidental hasta el sur, hasta el interior del Sahara. En esa zona existían una serie de grandes reinos e imperios. Según Blisshords Communications, uno de los imperios y civilizaciones más antiguos de la tierra existía justo al norte de las regiones costeras en lo que hoy es Mauritania. Se llamaba Imperio Zingh y estaba muy avanzado. De hecho, fueron los primeros en usar la bandera africana roja, negra y verde y en plantarla en todo su territorio en África y el mundo.

El Imperio Zingh existió hace unos quince mil años. Las únicas otras civilizaciones que pudieron haber existido en ese período de la historia fueron la civilización Ta-Seti de lo que se convirtió en Nubia-Kush y la civilización mítica de la Atlántida que pudo haber existido en el Atlántico, frente a la costa de África occidental alrededor de diez a diez. hace quince mil años. Eso deja la pregunta de si hubo una relación entre el Imperio Zingh prehistórico de África Occidental y la civilización de la Atlántida, si el Imperio Zingh era en realidad la Atlántida o si la Atlántida, si existió, era parte del imperio Zingh. ¿Fue la Atlántida, la civilización altamente tecnológicamente sofisticada, una extensión de la civilización negra en Mesoamérica y otras partes de las Américas?


Talla de piedra de un chamán o sacerdote
de la cultura de San Agustín de Columbia


Un antiguo Oni o Rey de África Occidental con artefactos similares
como la talla de piedra de la cultura de San Agustín de un chamán


Las antiguas tallas de piedra (500 a 1000 a. C.) de los chamanes de los sacerdotes-reyes anteriores muestran claramente distintas similitudes en los instrumentos que se sostienen y en el propósito. La talla realista de un rey africano u Oni ​​y la talla de piedra de un chamán de la cultura San Agustín de Colombia indican la difusión de las prácticas religiosas africanas a las Américas. De hecho, la región de Colombia y Panamá estuvieron entre los primeros lugares donde los negros fueron avistados por los primeros exploradores españoles en América.


A partir de la evidencia arqueológica reunida tanto en África Occidental como en Mesoamérica, hay razones para creer que los Negríticos africanos que fundaron o influyeron en la civilización olmeca procedían de África Occidental. Las cabezas de piedra olmecas collosol no solo se parecen a los africanos negros del área de Ghana, sino que las antiguas prácticas religiosas de los sacerdotes olmecas eran similares a las de los africanos occidentales, que incluían el chamanismo, el estudio del complejo de Venus que formaba parte de las tradiciones. de los olmecas, así como de los pueblos ono y dogón de África occidental. La conexión lingüística es de gran importancia, ya que se ha descubierto a través del desciframiento de la escritura olmeca, que los antiguos olmecas hablaban la lengua mende y escribían en la escritura Mend, que todavía se usa en partes de África occidental y el Sahara para este fin. día.

COMERCIO ANTIGUO ENTRE AMÉRICA Y ÁFRICA

El comercio y las actividades comerciales más tempranas entre el África prehistórica y antigua y las Américas pueden haber ocurrido en África occidental y pueden haber incluido el envío y los viajes a través del Atlántico. La historia de África Occidental nunca se ha investigado adecuadamente. Sin embargo, hay una amplia evidencia que demuestra que el África occidental del 1500 a.C. estaba en un nivel de civilización cercano al del antiguo Egipto y Nubia-Kush. De hecho, había similitudes entre las culturas de Nubia y África Occidental, incluso las mismas similitudes entre las pirámides funerarias de arcilla de ladrillo duro a escala más pequeñas construidas para los reyes de África Occidental en Kukia en
la Ghana precristiana y sus contrapartes en Nubia, Egipto y Mesoamérica.

Aunque África occidental no es comúnmente conocida por tener una cultura de construcción de pirámides, tal cultura existía aunque las pirámides se crearon para el entierro de los reyes y estaban hechas de ladrillo endurecido. Este estilo de construcción de pirámides estaba más cerca de lo que construyeron los olmecas en México cuando se construyeron las primeras pirámides olmecas. De hecho, no fueron construidos con piedra, sino con arcilla endurecida y tierra compacta.

Sin embargo, a pesar de que no vemos pirámides de piedra que se elevan sobre el suelo en África occidental, similares a las de Egipto, Nubia o México, o enormes abiliscos, monumentos colosales y estructuras de la civilización nubia y kemítica o mesoamericana. El hecho es que existieron en África Occidental en menor escala y fueron transportados a las Américas, donde las condiciones
como un entorno más propicio para la construcción y libre de detrimentos como la malaria y la mosca tsetsé, hizo que fuera mucho más fácil construir a gran escala.



Pirámide mesoamericana con apariencia escalonada,
construido hace unos 2500 años


Pirámide escalonada de Sakkara, Egipto, construida sobre
hace cuatro mil años, compare con la pirámide mesoamericana


Es muy probable que los mismos africanos occidentales que desarrollaron la civilización olmeca o Xi en México llevaron a proyectos de construcción a gran escala, como la construcción de pirámides y monumentales. Esas actividades se habrían producido sobre todo si no hubiera habido muchos obstáculos y obstáculos para la edificación y la construcción masivas y monumentales, como ocurre en las zonas de bosques y paludismo de África occidental. Sin embargo, cuando se examina de cerca la región de las antiguas Ghana y Mauritania, la evidencia de grandes ciudades prehistóricas como Kukia y otras, así como varios monumentos a una gran civilización, existían y continúan existiendo a un nivel menor que Egipto y Nubia, pero lo suficientemente significativo. para mostrar una conexión directa con la civilización olmeca de México.

Las similitudes entre la civilización olmeca y africana occidental incluyen similitudes raciales, religiosas y de construcción de pirámides, así como las similitudes en sus alfabetos y escrituras, así como las dos culturas que hablan el idioma mende idéntico, que alguna vez estuvo muy extendido en el Sahara y se extendió hasta ahora. Este como la India dravídica en tiempos prehistóricos, así como el Pacífico Sur.

Durante los primeros años del comercio de África Occidental con las Américas, los marinos comerciales realizaban frecuentes viajes a través del Atlántico. De hecho, la historia oral de una tradición de navegación entre las Américas y África es parte de la historia del pueblo Washitaw, una nación aborigen negra que fueron los habitantes originales de la región del valle del Mississippi, los antiguos territorios de Luisiana y partes del sur. Estados Unidos. Según sus tradiciones orales, sus antiguos barcos atravesaban el Océano Atlántico entre África y las Américas en misiones comerciales y comerciales.

Algunos de los barcos utilizados durante la antigüedad, quizás antes del 7000 a.C. (que es la fecha dada para las pinturas rupestres de los dibujos y pinturas de barcos en el desierto del Sahara ahora seco) son similares a los barcos que se utilizan en algunas partes de África en la actualidad. Estos barcos estaban hechos de papiro o tablas atadas con cuerdas, o troncos de árboles ahuecados.

Estos barcos antiguos fueron cargados con todo tipo de bienes comerciales y no solo cruzaron el Atlántico, sino que comerciaron en el Pacífico y se establecieron allí también hasta California. En
De hecho, la tradición de los marinos negros que cruzan el Pacífico de ida y vuelta a California es mucho más antigua que la divulgación real de ese hecho a los primeros exploradores españoles a quienes los indios americanos les dijeron que los hombres negros con el pelo rizado viajaban desde las costas de California al Pacífico en misiones comerciales.

Por otro lado, el comercio de África Occidental con las Américas antes de Colón y desde tiempos protohistóricos (30.000 a.C. a 10.000 a.C.), es uno de los capítulos más importantes de la historia africana antigua. Sin embargo, esta era que comenzó hace unos 30.000 años y quizás antes (ver la Tesis de Gladwin, por C.S. Gladwin, Mc Graw Hill Books), no ha sido parte de la Historia de los Negros en las Américas. Más adelante en la historia, particularmente durante la Edad del Bronce.

Sin embargo, durante la última parte de la Edad del Bronce, particularmente entre el 1500 a.C. Hasta el año 1000 a.C., cuando la civilización olmeca comenzó a florecer y florecer, las nuevas condiciones en el Mediterráneo hicieron más difícil para los africanos occidentales comerciar por mar con la región, aunque su comercio terrestre a través del Sahara estaba floreciendo. Para entonces, griegos, fenicios, asirios, babilonios y otros intentaban hacerse con el control de las rutas marítimas y los puertos comerciales de la región. Los conflictos en la región pueden haber empujado a los africanos occidentales a fortalecer su comercio transatlántico con las Américas y a explorar y asentarse allí.


Antigua embarcación marítima utilizada por los egipcios
y nubios en la antigüedad.

Aumenta el comercio y los asentamientos de África occidental en las Américas debido a los conflictos en el Mediterráneo

El florecimiento de la civilización olmeca se produjo entre el 1500 a. C. hasta el 1000 a.C., cuando se esculpieron más de veintidós cabezas colosales de basalto que representaban el tipo racial negrítico de África Occidental.
Este florecimiento continuó con la aparición de "magos" o africanos chamánicos que observaron y trazaron el complejo planetario de Venus (ver la estatuilla de la era precristiana de un chamán de África Occidental en la fotografía de arriba).
Se dice que estos "magos" entraron a México desde África occidental entre el 800 a. C. hasta el 600 a.C. y eran hablantes de la lengua mende, así como escritores de la escritura mende o la escritura bambara, que todavía se utilizan en partes de África occidental y el Sahara.

Estos chamanes que se convirtieron en la clase sacerdotal en Monte Albán durante los años 800 a 600 a.C. (ref. La historia de los olmecas africanos y la civilización negra de las Américas desde los tiempos prehistóricos hasta la era actual), tuvo que haber viajado a través del Atlántico desde África occidental, ya que es solo en África occidental donde las prácticas religiosas y astronómicas y prácticas religiosas y complejas (Venus, la observación de Dogon Sirius y la adoración de Venus de los afro-olmecas, el uso del hacha en la adoración de Shangó entre los yoruba de África Occidental y el uso del hacha en el culto afro-olmeca como así como la prominencia del dios del trueno más tarde conocido como Tlalock entre los aztecas) son los mismos que practicaban los chamanes afro-olmecas. Según Clyde Ahmed Winters (consulte la página web "Clyde A. Winters" sobre "búsqueda").

Así, se ha demostrado a través de estudios lingüísticos, similitudes religiosas, similitudes raciales entre los afro-olmecas y africanos occidentales, así como el uso de la misma lengua y escritura, que los afro-olmecas provenían de la región mende-hablante de África occidental, que una vez incluyó el Sahara.

La navegación y la construcción naval en el Sahara tiene más de veinte mil años. De hecho, hace algunos años se exhibieron pinturas rupestres y murales de barcos antiguos en la revista National Geographic. Estos barcos, que llevaban velas y mástiles, se encontraban entre los barcos que navegaban por el agua que llenaba el Sahara en tiempos prehistóricos. Es de esa tradición de construcción de barcos que los Bambara utilizaron sus conocimientos para construir el barco de papiro Ra I de Thor Hayerdhal, que llegó a las Indias Occidentales desde Safi en Marruecos hace años. Los bambara son también una de las nacionalidades de África Occidental que tenían y todavía tienen un complejo religioso y astronómico similar al de los antiguos olmecas, particularmente en el área de la observación de estrellas.

Un viaje a través del Atlántico hacia las Américas con una buena corriente durante un tiempo agradable habría sido una tarea más fácil para los africanos occidentales de las regiones costeras y ribereñas que mediante el uso de caravanas que atravesaban el calor de día y el frío extremo. por la noche en el desierto del Sahara. Hubiera sido mucho más fácil tomar un barco bien hecho, similar al que se muestra arriba y dejar que las corrientes lo llevaran a las Indias Occidentales, y puede haber tomado tanto tiempo como enviar mercancías desde el norte y noreste de África a el interior y las costas de los antiguos reinos de África Occidental. Agregue a eso el hecho de que cruzar el Sahara no habría sido una tarea fácil cuando existían obstáculos como el ambiente caluroso y polvoriento, los miles de kilómetros de polvo, arena y fuertes vientos. El largo viaje a través de las regiones del sur de África occidental a través de valles, montañas y por los numerosos ríos hasta la costa utilizando bestias de carga habría sido problemático, especialmente porque los mosquitos de la malaria dañinos tanto para humanos como para animales habrían hecho uso de animales para transportar cargas. no fidedigno.

Viajes en barco a lo largo de la costa de África occidental hacia el norte, a través de los pilares de Heracles,
hacia el este en el Mediterráneo hasta puertos como Biblos en el Líbano, Tiro o Sydney habría sido dos o tres veces más largo que tomar un barco desde Cabo Verde, navegar a través del Atlántico y aterrizar en el noreste de Brasil a mil quinientas millas de distancia, o Meso América a unas 2400 millas de distancia. La distancia en sí misma no es lo que facilita el viaje. Es el hecho de que las corrientes
que son similares a los ríos gigantes en el océano, transportan barcos y otras embarcaciones desde África Occidental a las Américas con relativa facilidad.

Los africanos occidentales durante el período de 1500 a.C. hasta el 600 a.C. hasta 1492 d.C. puede haber considerado a las Américas como una fuente de comercio, un lugar para asentarse y construir nuevas civilizaciones. Durante el período de 1500 a.C. hasta el 600 a.C., hubo muchos conflictos en el Mediterráneo que involucraron a los kushitas, egipcios, asirios, fenicios, pueblos del mar, persas, judíos y otros. Cualquier reino o nación de esa época que quisiera realizar un comercio fluido sin complicaciones habría intentado encontrar socios comerciales alternativos. De hecho, esa fue la razón por la que los europeos decidieron navegar hacia el oeste en su camino hacia la India y China en 1492 d.C. Fueron acosados ​​por los árabes en el este y tuvieron que pagar fuertes impuestos para pasar por la región.

Aún así, la mayoría de los imperios y reinos negros como Kush, Mauri, Numidia, Egipto, Etiopía y otros pueden haber tenido pocas dificultades para realizar intercambios comerciales entre sus vecinos, ya que también se encontraban entre las principales potencias de la región que dominaban el Mediterráneo.
Al sur de esta región del norte al suroeste, Mauritania (el sitio del Imperio Zingh prehistórico) Ghana, y muchas de las mismas nacionalidades que marcaron el comienzo del renacimiento de África Occidental de la Alta Edad Media estaban involucradas en civilizaciones y culturas similares a aquellas de Nubia, Egipto y los imperios del pueblo afro-olmeca o Xi (Shi).


Rey y reina nubio-kushita (circa 1000 a. C.)

Se cree que hubo presencia nubia en México y que las civilizaciones de África Occidental estaban relacionadas con la de los nubios, a pesar de la distancia entre los dos centros de la civilización negra en África. No hay duda de que en la antigüedad existían lazos comerciales entre África Occidental y Egipto. De hecho, alrededor del 600 a.C., Nikau, un faraón de Egipto envió barcos para circunnavegar África y más tarde, alrededor del 450 a.C., los fenicios hicieron lo mismo, desembarcando en África occidental en la nación que ahora se llama Camerún. Allí fueron testigos de lo que pudo haber sido la celebración de un festival de la cosecha al estilo de Kwanza, donde se podían ver desde sus barcos "platillos, cuernos" y otros instrumentos, así como el humo y el fuego de los campos de entierro.

En ese período de la historia, las culturas y civilizaciones de África Occidental, que eran vástagos de culturas mucho más tempranas del sur del Sahara, eran muy antiguas en comparación con civilizaciones como Grecia o Babilonia. De hecho, los antiguos africanos occidentales usaban hierro ya en el 2600 a. C. y era tan común que no existía la "edad del bronce" en África occidental, aunque el bronce se usaba para adornos e instrumentos o herramientas.

Una combinación de nubios y africanos occidentales comprometidos en el comercio mutuo y el comercio a lo largo de las costas de África occidental podría haber planeado muchos viajes hacia y desde las Américas y podría haber realizado una travesía alrededor del 1500 a.C. y después. En la región del sur de México, donde floreció la civilización olmeca, se tallaron enormes esculturas de las cabezas de los africanos negríticos típicos. Algunas de estas enormes cabezas de basalto contienen el peinado cornrow común entre los negros de África occidental, así como el cabello rizado y rizado común entre al menos el 70 por ciento de todas las personas negritas (la otra proporción es la raza negra dravidiana de la India y los australoides negros). de Australia y el sur de Asia).


Collossol Afro-Olmec cabeza de basalto vistiendo
Casco de guerra tipo nubio, circa 1100 a.C.

Los afro-olmecas proceden de las regiones Mende de África occidental

Aunque los arqueólogos han utilizado el nombre "olmeca" para referirse a los constructores negros de las primeras civilizaciones del antiguo México, descubrimientos recientes han demostrado que estos afro-olmecas eran africanos occidentales de lengua y grupo cultural mende. Las inscripciones encontradas en monumentos antiguos en partes de México muestran que la escritura utilizada por los antiguos olmecas era idéntica a la utilizada por los antiguos y modernos pueblos de habla mende de África Occidental. Racialmente, las cabezas de piedra colosales son idénticas en características a las de los africanos occidentales y el idioma descifrado en los monumentos olmecas es idéntico al idioma mende de África occidental (ver Clyde A. Winters) en Internet.

El término "olmeca" fue utilizado por primera vez por los arqueólogos desde que las cabezas de piedra gigantes con las características del pueblo negrítico de África Occidental se encontraron en una parte de México con abundancia de árboles de caucho. La palabra maya para caucho era "olli", por lo que el nombre "olmeca" se usó para etiquetar al pueblo afroide negrítico representado en las caras de las cabezas de piedra y que se encuentra en cientos de estatuillas de terracota en toda la región.

Sin embargo, debido al trabajo científico realizado por descifradores y lingüistas, se ha descubierto que los antiguos negros de México conocidos como olmecas, se llamaban a sí mismos el Pueblo Xi (Pueblo She).
Además de las cabezas de piedra gigantes de basalto, durante los últimos cien años también se han encontrado cientos de figurillas de terracota y cabezas de personas de origen racial africano negrítico en México y otras partes de Mesoamérica, así como en las antiguas tierras de propiedad negra de Estados Unidos. el sur de los Estados Unidos (Washitaw Proper, (Texas, Louisiana, Mississippi, Oklahoma, Arkansas), la cultura de San Agustín de América del Sur en la nación de Colombia, Costa Rica y otras áreas) la "Compra de Louisiana",
tierras, el reino sudoriental de Black Jamassee y otros lugares, incluido Haití, véase
la revista Ancient American).

Varias pistas y rastros culturales exclusivos de África, así como los descendientes vivos de los inmigrantes africanos prehistóricos y antiguos a las Américas continúan existiendo hasta el día de hoy. La Nación Washitaw de Louisiana es uno de esos grupos (ver www.Hotep.org), los Garifuna o Caribes Negros del Caribe y América Central es otro, los descendientes de los Jamasse que viven en Georgia y los estados circundantes es otro grupo. También hay otros como la fama del Californiano Negro de la Reina Calafia (la Reina Amazona Negra mencionada en el libro Journey to Esplandian, de Ordóñez de Montalvo a mediados del siglo XVI).

Son muchos los artefactos culturales que conectan a los antiguos negros de América con África. Algunas de estas similitudes se pueden ver en las obras de piedra y terracota de los antiguos negros de América. Por ejemplo, la línea del cabello africana es claramente visible en algunos trabajos de piedra y terracota, incluido el uso de trenzas, peinado afro, estilo plano "mohawk" similar al que se usa en África, rastas, cabello trenzado e incluso cabello rizado. La línea del cabello africana es claramente visible en una fina cabeza de piedra de Veracruz México, tallada entre el 600 a.C. al 400 a.C., el Período Clásico de la civilización olmeca. Esa estatuilla en particular mide aproximadamente treinta centímetros de alto y la distancia desde la cabeza hasta la barbilla es de aproximadamente 17 centímetros. Otra cabeza de aproximadamente 12 pulgadas, no solo posee rasgos negroides, sino que el diseño del cabello es auténticamente de África Occidental y se exhibe en el Museo Nacional de México. Esta cabeza africoide de terracota también usa los tapones para los oídos de tipo disco comunes, comunes en partes de África incluso hoy en día entre tribus como los dinka y shilluk.

Una de las pruebas más impresionantes que muestra un vínculo directo entre los pueblos negros olmecas o Xi de México y los africanos occidentales es la presencia de marcas de escarificación en algunas esculturas olmecas de terracota. Estas marcas de escarificación indican claramente la presencia de Mandinga (Mende) de África Occidental en la Mesoamérica prehistórica y antigua. La escarificación ritual todavía se practica en partes de África y entre los pueblos negros del Pacífico Sur, sin embargo, las marcas de escarificación olmecas no son de origen negro melanesio ni del Pacífico Sur, ya que los patrones utilizados en la escultura olmeca antigua todavía son comunes en partes de África. Este estilo de tatuaje de escarificación todavía es utilizado por los nuba y otros africanos sudaneses. De hecho, el rostro de una niña con escarificación queloide en este rostro es idéntico a los mismos tatuajes queloides en el rostro de una antigua cabeza de terracota olmeca del antiguo México. Los tatuajes queloides similares también aparecen en los brazos de algunos sudaneses y son idénticos a las cicatrices queloides similares en los brazos de algunas figuras de arcilla de las antiguas estatuillas olmecas de terracota de los pueblos negroides del antiguo México.


Cabeza de bronce de un antiguo rey de Benin, África occidental,
La tradición de la escultura fina en África Occidental se remonta mucho antes del año 1000 a.C.


Cabeza colosal del rey guerrero afro-olmeca (Xi), circa 1100 a.C.

Descendientes de antiguos africanos en América reciente

En muchas partes de las Américas hoy en día, todavía hay personas de antecedentes raciales africanos negríticos que continúan existiendo ya sea mezcladas con la población más grande de afroamericanos o son parte de grupos indígenas separados que viven en sus propias tierras con su propia cultura e idiomas únicos. .

Un ejemplo de ello es la nación Washitaw, que poseía alrededor de un millón de millas cuadradas de los antiguos territorios de Luisiana, (ver www.Hotep.org), pero que ahora posee solo alrededor de 70,000 acres de todo su antiguo territorio. La recuperación de sus tierras de los EE. UU. Fue un proceso largo que concluyó parcialmente en 1991, cuando ganaron el derecho a sus tierras en un tribunal de EE. UU.

Los californianos negros se disolvieron como nación a fines del siglo XIX después de muchos años de guerra con los invasores españoles del suroeste, con México y con los EE. UU. Californianos de hoy.

Los caribes negros o garífunas de las islas del Caribe y América Central lucharon con los ingleses y españoles desde finales del siglo XV hasta 1797, cuando los británicos reclamaron la paz. Los garífunas fueron expulsados ​​de sus islas, pero prosperaron en América Central, donde hoy viven cientos de miles a lo largo de las costas.

Los afrodarienitas son un grupo significativo de negros prehistóricos y precolombinos que existieron en América del Sur y América Central. Estos negros fueron los africanos que los españoles vieron por primera vez durante su exploración de la estrecha franja de tierra entre Colombia y Centroamérica y que fueron descritos como "esclavos de nuestro señor" ya que los españoles y europeos tenían la intención de esclavizar a todos los negros que encontraban en las tierras recién descubiertas.

Los negros antes mencionados de origen precolombino no son negros mezclados con la población india mongoloide como ocurrió durante la época de la esclavitud. Eran negros que en algunos casos estaban en sus tierras antes de las migraciones hacia el sur de los nativos americanos mongoloides. En muchos casos, estos negros habían establecido civilizaciones en las Américas hace miles de años.



Uno de los primeros californianos negros, miembro del Black original
aborígenes de California y el suroeste de EE. UU.


Miembro de una de las naciones negras originales de las Américas,
el Afro-Darienita de Panamá.


Talla de piedra de una persona negroide encontrada en el área
cerca de los territorios de Washitaw, sur de EE. UU.

EL USO DE BARCOS Y BARCOS AFRICANOS ANTIGUOS PARA COMERCIAR CON LAS AMÉRICAS

Los africanos protohistóricos, prehistóricos y de la antigua Negrita eran dueños de las tierras y de los océanos. Fueron los primeros constructores de barcos en la tierra y tuvieron que haber usado embarcaciones para cruzar desde el sudeste de Asia a Australia hace unos 60.000 años y desde la región de los mares interiores de África Occidental / Sahara hasta las Américas. El hecho de que la parte norte de África ahora conocida como un vasto páramo desértico sea un lugar de grandes lagos, ríos y regiones fértiles con las civilizaciones más antiguas es un hecho que se ha verificado (ver Presencia africana en América temprana, edt. Ivan Van Sertima y Runoko Rashidi, Transaction Publishers, New Bruinswick, Nueva Jersey, "The Principle of Polarity", de Wayne Chandler: 1994.)

Desde esa región de África, así como África oriental, las difusiones de negros hacia las Américas ya en el 30.000 a. C. se cree que ocurrieron en base a hallazgos en una región desde México hasta Brasil que muestran que los indios americanos en la región incluyen tipos negríticos (por ejemplo, olmecas, afrodarienitas, californianos negros, chuarras, garífunas y otros). Los viajes mucho más tempranos ocurrieron por tierra en algún momento antes del 75,000 a.C. según la Tesis de Gladwin escrita por C.S. Gladwin. Esta migración ocurrió en el lado del Pacífico de las Américas y fue iniciada por africanos con afinidades similares a la gente de Nueva Guinea, Tasmania, Islas Salomón y Australia. Las primeras migraciones de negros africanos a través de Asia y luego a las Américas parecían haber ocurrido exactamente durante el período en que los aborígenes australianos y los antepasados ​​protoafricanos de los aborígenes, los negroides oceánicos (fiyianos, isleños de las islas Salomón, Papúa-Nueva Guinea, etc.) ) y otros negros se extendieron por el este de Asia y las islas del Pacífico hace unos cien mil años. El hecho de que estos mismos negros se encuentren todavía entre las culturas marineras del mundo y sigan considerando el mar como sagrado y como un lugar de sustento es una prueba de su antigua dependencia del mar para viajar y explorar, así como para el comercio y el comercio. Por lo tanto, habrían tenido que construir barcos y botes dignos del mar para llevarlos a través de las vastas extensiones del océano, incluido el Atlántico, el Océano Índico (tanto el Atlántico como el Índico se llamaban Mar de Etiopía, en la Edad Media) y el Océano Pacífico.

Durante el período histórico cercano al período de la historia mundial del bronce o el cobre temprano (6000 a. C. a 4000 a. C. pueden haber ocurrido migraciones de africanos de las regiones de Mende en África occidental y del Sahara a través del Atlántico hacia las Américas. De hecho, el Mende La cultura agrícola estaba bien establecida en África occidental y el Sahara durante ese período. Los barcos todavía atravesaban el Sahara, como lo habían hecho durante más de diez mil años antes. Los pueblos antiguos del Sahara, como muestran claramente las pinturas rupestres, utilizaban barcos y puede haber navegado desde África Occidental y el Sahara a las Américas, incluidos los territorios Washitaw del Medio Oeste y Sur de los EE. UU. Además, los aborígenes negros del antiguo Imperio Washitaw que todavía viven en el sur de los EE. UU. creen que aproximadamente 6000 a.C., hubo un gran cambio de población de la región de África y el océano Pacífico, lo que provocó las migraciones de sus antepasados ​​a las Américas para unirse a los negros que h anuncio estado allí anteriormente.

En cuanto al uso de barcos, los antiguos pueblos negríticos y los pueblos negroides originales de la tierra pueden haber comenzado a utilizar barcos muy temprano en la historia de la humanidad. Además, cualquier barco que se utilizara no tenía por qué ser sofisticado o de gran tamaño. De hecho, es posible que los primeros migrantes africanos a las regiones de Asia y el Pacífico hayan esparcido desde África Oriental hasta el Océano Índico y el Pacífico la canoa pequeña y en condiciones de navegar. Los antiguos africanos usaban botes de papiro, piel, tablas cosidas, troncos y troncos ahuecados en sus viajes a diversas partes del mundo.


Cabeza de piedra gigante de afro-olmeca (pueblo Xi)
del México antiguo, alrededor del 1100 a.C.


Rostro de niño afro-olmeca tallado en el "cinturón" de desechos de un pelotero olmeca


Este cinturón de piedra fue utilizado por los peloteros olmecas para atrapar el impacto de las pelotas de goma en sus juegos de pelota. Esta cara es típica de Negrita, incluidos los ojos que parecen "inclinarse", una característica racial común en África Occidental, el Sahara y Sudáfrica entre los Kong-San (bosquimanos) y otros africanos.

RUTAS COMERCIALES DE LOS ANTIGUOS NEGROS

Durante los años de migraciones de africanos a todas partes del mundo, quienes cruzaron el Atlántico, el Océano Índico y el Pacífico también utilizaron los mares para realizar viajes a las zonas del norte de África. Es posible que hayan evitado las rutas del norte a través de los desiertos en determinadas épocas del año y navegado hacia el norte navegando en paralelo a las costas en su camino hacia el norte o hacia el sur, tal como lo habían hecho los fenicios, nubios y egipcios.
Los botes hechos de piel, troncos, tronco ahuecado, canoas amarradas y piel podrían haberse utilizado para el comercio.

El bote de caña es un tipo común de embarcación que se usa en África occidental y otras partes del mundo, sin embargo, había otros botes y barcos para agregar a los ya mencionados anteriormente. Barcos similares a los de Nubia y Egipto se usaban en el Sahara tanto tiempo o incluso más que en Egipto. De hecho, la civilización en el Sahara y Sudán existió antes de que Egipto fuera colonizado por negros del sur y el Sahara.

Los barcos que cruzaron el Atlántico hacia el 1500 a.C. (durante el período afro-olmeca temprano) eran probablemente los mismos tipos de barcos que se muestran en las pinturas rupestres del Sahara de barcos que datan de aproximadamente 7,000 a.C. o barcos similares de los grabados rupestres nubios del 3000 a. C.

Egiptólogos como Sir Flinders Petrie creían que los antiguos dibujos africanos de barcos representan barcos de papiro similar al construido por el pueblo Bambara para Thor Hayerdhal en las orillas del lago Chad. Este barco llegó a Barbadose, sin embargo, no reforzaron el casco con una cuerda como lo hicieron los antiguos egipcios y nubios con sus antiguos barcos. Esa falta de refuerzo debilitó el barco Bambara, sin embargo otro barco de papiro construido por indios Ayamara en el lago Titicaca, Bolivia fue reforzado y llegó a las Indias Occidentales sin dificultad.

El historiador naval Bjorn Landstrom cree que algunos de los cascos curvos que se muestran en el arte rupestre y la cerámica de la civilización nubia (alrededor del 3000 a.C.) apuntan a una idea básica de tres tablas. Las tablas se habrían cosido con una cuerda. La versión más grande debe haber tenido algún marco interior para mantenerlos juntos. Los cascos de algunos de estos barcos muestran la extensión vertical de la proa y la popa que puede haber sido para mantenerlos flotantes.

Este tipo de embarcaciones todavía se utilizan en uno de los lugares más inverosímiles.Las tribus Djuka y Saramaka de Surinam, conocidas también como "Bush Negroes",
construye un estilo de barco y barco similar al de los antiguos egipcios y nubios, con proa y popa curvados hacia arriba y apuntando verticalmente.

Este estilo de barco también es un diseño común en partes de África Occidental, particularmente a lo largo del río Níger, donde se produce un extenso comercio fluvial. Por lo general, están tallados en un solo tronco de árbol que se utiliza como columna vertebral. A continuación, se colocan tablones al costado para agrandarlos. En todos los casos, las cabañas se construyen sobre el interior con alfombra tejida u otro material fibroso resistente. Estos botes suelen tener de seis a dos metros y medio de ancho y unos quince de largo. Existe evidencia de que un emperador africano Abubakari de Mali usó estas "almadias" o lanchas para hacer un viaje a las Américas durante la década de 1300 (ver They Came Before Columbus, Ivan Van Sertima Random House: 1975).

Aparte de los barcos utilizados por los africanos occidentales y los africanos negros del Sahara del suroeste para navegar a través del Atlántico hacia las Américas, los nubios, kushitas, egipcios y etíopes eran comerciantes conocidos en el Mediterráneo. Los cananeos, los habitantes negroides del Levante que más tarde se convirtieron en fenicios, también fueron maestros marineros. Esto ha llevado a algunos a especular que las cabezas de los afro-olmecas representan las cabezas de los sirvientes de los fenicios, sin embargo, ningún pueblo dominante construiría monumentos tan masivos y colosol para sus sirvientes y no para ellos mismos.

ANTROPÓLOGOS CREEN QUE HABÍA UNA ANTIGUA PRESENCIA NEGRA EN LAS AMÉRICAS


Durante el Congreso Internacional de Antropólogos Americanos celebrado en Barcelona, ​​España en 1964, un antropólogo francés señaló que todo lo que faltaba para probar una presencia definitiva de Negritic Black en las Américas antes de Colón eran esqueletos de Negroid para agregar a las terracotas de Negroid ya encontradas. . Más tarde, en febrero de 1975, se encontraron esqueletos de personas negroides que datan del año 1200 en una tumba precolombina en las Islas Vírgenes. Andrei Wierzinski, el crainólogo polaco también concluyó con base en el estudio de esqueletos encontrados en México, que una buena parte de los cráneos eran de Negritos Negritos,

Con base en los muchos hallazgos de una presencia negra africana negra en el México antiguo, algunos de los defensores más entusiastas de una presencia negra africana precolombina en México son profesionales mexicanos. Concluyen que los africanos deben haber establecido los primeros centros comerciales importantes en las costas a lo largo de Vera Cuz, de donde surgió la primera civilización de América Central.

En retrospectiva, los antiguos africanos visitaron América desde aproximadamente el 100.000 a. C. donde permanecieron durante decenas de miles de años. Hacia el 30.000 a. C., hasta aproximadamente el 15.000 a. C., se produjo una migración masiva desde el Sahara hacia el Océano Índico y el Pacífico en el este. Los negros también emigraron hacia el oeste a través del Océano Atlántico hacia las Américas durante ese período hasta la misma víspera del primer viaje de Colón a las Américas.

El comercio, el comercio y la exploración, así como la búsqueda de nuevas tierras cuando el Sahara comenzó a secarse más adelante en la historia, fue el catalizador que llevó a los africanos occidentales hacia el Atlántico y las Américas.

Clyde A. Winters (Los nubios y los olmecas)

Negros del Pacífico y Melanesia:
www.cwo.com/

Si alguna vez visita los antiguos monumentos afro-olmecas de México, la nación Washitaw de Luisiana, los monumentos de Nubia, Egipto o África Occidental, necesita tomar excelentes fotografías:
www.photoalley.com

DESCENDIENTES DE NEGROS PRECOLUMBIANOS EN ESTADOS UNIDOS, EL CARIBE, AMÉRICA CENTRAL Y SUDAMÉRICA Y LA LUCHA POR LA DEVOLUCIÓN DE SUS TIERRAS OCUPADAS ROBADAS

EN MEDIO DE LAS REPARACIONES, SE DEBATE EL ASUNTO DE DEVOLVER LAS TIERRAS DE ESTOS NEGROS QUE ANCESTROS ERA AQUÍ EN LOS ESTADOS UNIDOS Y LAS AMÉRICAS ANTES DE QUE COLÓN YA SE HAYA HECHO CON UNA NACIÓN NEGRA DE LOS TERRITORIOS DE LOUISIANA


La experiencia de la Nación Washitaw (o Nación Ouchita) del sur de los Estados Unidos es otra pieza de evidencia sólida del hecho de la presencia y asentamiento africanos precolombinos en las Américas y específicamente en los Estados Unidos. Según un artículo publicado en la revista, 'The Freedom Press Newsletter, (primavera de 1996), reimpreso de Earthways, The Newsleter of the Sojourner Truth Farm School (agosto de 1995), los Washitaw fueron
(y todavía lo son) una nación de africanos que existió en el sur de los Estados Unidos y en la región del Valle de Mississippi mucho antes de que llegaran los europeos del siglo XVI e incluso antes de que hubiera "nativos americanos" en las tierras que los Washitaw ocuparon y siguen ocupando hoy.

Según el artículo, "la nación Washitaw" gobernaba tres millones de acres de tierra en Luisiana,
Arkansas, Oklahoma, Texas y Mississippi. Eran constructores de barcos (similares a los garífunas del Caribe, que también son de origen musulmán precolombino de África Occidental Mandinga) (según Harold Lawrence en 'African Presence in Early America, edt. De Ivan Van Sertima).

Lo que es aún más fascinante sobre este aspecto de la historia oculta de los negros en América antes de Colón es que la nación Washitaw era conocida y reconocida como una nación negra separada e independiente por los españoles y franceses, que estaban en los territorios de Luisiana y las áreas de Texas. Según el actual líder de la Nación Washitaw, "cuando España cedió el Territorio de Luisiana a Francia, excluyeron las tierras pertenecientes a la Nación Washitaw. Francia no la incluyó en la" Compra de Luisiana ", y según el líder," Este tierra
no es parte de los Estados Unidos de América ". Ese punto se señaló en el periódico" The Capitol Spotlight, junio de 1992.

De hecho, los tribunales acordaron que la tierra no era parte de los EE. UU. Y que, de hecho, la nación Washitaw (Ouchita) estaba en la tierra mucho antes de la colonización europea: por lo tanto, en las decisiones legales tomadas, se devolvió parte del territorio antiguo. Esta decisión histórica se tomó alrededor de 1991.

Este es el tipo de información que rara vez se ve en la prensa mayoritaria, sin embargo, la importancia de ese evento apunta claramente al increíble servicio que pequeños periódicos y revistas como Ancient American o Capitol Spotlight y The Freedom Press Newsletter han estado haciendo, a lo largo de Internet. sitios de noticias e información como éste. Entonces, aquí vemos un ejemplo en los Estados Unidos continentales donde los africanos que vinieron antes de la esclavitud, antes de Colón y miles de años antes de Cristo (más de seis mil años antes de Cristo, según los cronistas de Washitaw), se dedicaban a la construcción de barcos, la navegación, el comercio. y comercio en la antigüedad y que todavía existen hoy como una Nación Negra distinta que tiene evidencia y prueba de su propiedad de millones de acres de tierras en el sur de los Estados Unidos y el Valle de Mississippi. La Nación Washitaw celebró una importante convención en junio de 1992, en Monroe, Louisiana, y ha celebrado otras desde entonces. (ver www.Hotep.org para conocer el punto de vista de Washitaw sobre su historia y cultura).

Sin embargo, Washitaw es simplemente una nación de los descendientes de negros precolombinos de África y de otros lugares y posiblemente de aquí en las Américas como las primeras personas que existieron aquí, mucho antes del desarrollo de los mongoloides, los indios americanos o los mongoloides. (15.000 a.C.) o incluso las razas caucásicas (30.000 a.C.). Los homosapiens negros puros comenzaron a migrar desde África y poblaron toda la tierra hace unos 200.000 a 150.000 años, según científicos, historiadores y antropólogos.

Entre las otras naciones negras que existieron en las Américas antes de Colón y mucho antes de Cristo estaban los Jamassee (Yamassee), que tenían un gran reino en el sureste de los EE. UU., Sus descendientes se encontraban entre los primeros negros de origen americano precolombino que fueron víctimas al secuestro con el propósito de esclavizar. Los negros de América del Sur, el Caribe y América Central también fueron atacados y esclavizados en base a un Pontifax aprobado a mediados del 1400 por la jerarquía de la Iglesia que dio a los europeos el visto bueno para esclavizar a todos los "Hijos de Ham" encontrados en los territorios recién descubiertos. Los descendientes de Jamassee son los millones de negros que viven en Alabama, Gerogia, Carolina del Sur y el norte de Florida. Por supuesto, también tienen antepasados ​​esclavos africanos, pero estos esclavos son los parientes de los mismos africanos que navegaron a América por su propia voluntad, mientras que Europa estaba en la Edad Media, y mucho antes de Cristo, para el caso.

En California, descendientes de los feroces "californianos negros" que eran un pueblo negroide de origen racial africano y los dueños originales de California y el suroeste (ANTES DE LA INVERSIÓN ESPAÑOLA O LA CREACIÓN DEL GRUPO ÉTNICO "HISPÁNICO" DE RAZAS MIXTAS).
Muchos afroamericanos en California son de ascendencia californiana negra y sus bisabuelos se encontraban entre los californianos negros originales que fueron víctimas de la esclavitud de los californios españoles y de los ataques de los colonos angloamericanos. De hecho, los californianos negros lucharon hasta finales del siglo XIX para mantener el control de sus tierras ancestrales frente a los colonos. ES UN HECHO.

Hay naciones aborígenes de negros en Panamá como el pueblo afro-darienita y el chocó.
De hecho, los afrodarienitas son los remanentes de las naciones aborígenes negras de América del Sur y Central que alguna vez fueron perseguidos para ser esclavizados por los españoles (de hecho, los cronistas de Balboa o Peter Matyr se referían a estos negros como "esclavos de nuestro señor , ") lo que significa que, al igual que los negros en África, el Pacífico Sur y otros lugares, eran elegibles para la esclavitud, siendo descendientes de Ham, el llamado" padre de la raza negra ".

En la región del Chocó de Colombia, en el lado occidental de ese país, hay cientos de miles de negros, cuyos antepasados ​​han estado en Colombia durante miles de años. De hecho, científicos y algunos historiadores descubrieron que los esclavos negros estaban siendo secuestrados y perseguidos en Colombia y partes de América del Sur y Central, así como en el Caribe y Estados Unidos, por los españoles y otros mucho antes de que comenzaran a buscar esclavos. en África. (Un cuadro antiguo de Natonal Geographic muestra claramente a un negro con arco y flecha y taparrabos, cazando a lo largo de la costa de Colombia durante el primer viaje allí de los españoles.
Estos negros de hoy de la región del Chocó de Colombia se encuentran entre los negros más oprimidos de América Latina en la actualidad (consulte los números de la última llamada sobre este tema).

Luego están los Garifuna o Kalifunami, también llamados "Caribes Negros". Siendo miembro de la Nación Caribes Negros y habiendo realizado investigaciones históricas, el mito de que los Caribes Negros eran esclavos fugitivos ha sido desacreditado. Es cierto que los Caribes Negros alentaron a los esclavos de las Islas de las Indias Occidentales a unirse a ellos y que los Caribes Negros se aliaron con los Caribes mongoloides de Dominica y otras partes de las Indias Occidentales, pero el hecho es que los Caribes Negros eran originalmente Mende. comerciantes de oro y telas, que establecieron asentamientos en toda la región del Circum-Caribe, México, América Central, América del Sur y el sur de los EE. UU.
Habían estado llegando a las Américas durante miles de años, incluso antes de convertirse al Islam durante el año 900 d.C. De hecho, los olmecas del antiguo México eran Mende, usaban la escritura Mende (que se encuentra en los monumentos de Monte Albán, México, y nombraron lugares desde el sur de México hasta Sudamérica con nombres en Mandinga, nombres que a veces suenan idénticos a los nombres de lugares usados ​​en África Occidental.

En retrospectiva, mientras aumenta el debate por las reparaciones, es importante que los afroamericanos sepan que los europeos cometieron dos grandes injusticias. El primero fue la esclavitud, el segundo fue la toma de tierras negras y la destrucción de la historia y la cultura negras, por lo que los negros siguen siendo totalmente ignorantes de sus derechos sobre más de un tercio de América del Norte. AHORA SABE POR QUÉ LOS ESCLAVOS NO QUERÍAN QUE LA GENTE NEGRA APRENDIERA A LEER, Y POR QUÉ SE COLOCAN PLANTAS EN LOS CHATROOMS Y EN LOS FOROS PARA INTENTAR DESCREDITAR CUALQUIER HISTORIA E INFORMACIÓN ÚTIL QUE SE OFRECE A LOS NEGROS.

Aun así, LA VERDAD SUMERGIDA VOLVERÁ A REVOLVER.

LA HISTORIA DEL COMERCIO PAN-AFRICANO, COMERCIO, RIQUEZA Y DINERO
(Una vista previa de la fascinante historia del desarrollo de las antiguas civilizaciones negras en todo el mundo)

Uno de los aspectos más importantes de la historia negra en todo el mundo es el desarrollo de la civilización negra debido al uso y aplicación temprana y persistente del comercio y el comercio. Debido a sistemas comerciales y de comercio tan tempranos y bien organizados en todo el mundo negro prehistórico, los negros pudieron expandirse por todo el mundo y establecer las primeras culturas y civilizaciones del mundo. Aunque se dice que los negros emigraron de la patria original de la humanidad en África para asentarse en toda Asia, Europa, Australia y las Américas (ver Scientific American, septiembre de 2000, p. 80-87. Esta es una publicación reciente), mucho antes de la diferenciación de las razas de la Negrita original a la Negriic, Caucasoide, Mongoloide, junto con las diversas razas mixtas como polinesios, nativos americanos, japoneses, malayos, blancos mediterráneos, indios orientales (el tipo mixto negroide / caucásico, no el negro puro pre Indios arios negríticos), árabes, latinos (mestizos, mullatoes, zambos, españoles) y una serie de otras razas mixtas y tipos regionales, el propósito de las primeras migraciones de negros de África al resto del mundo no era simplemente seguir y cazar animales salvajes, como han afirmado algunos teóricos, pero en busca de productos básicos, como el ocre rojo, para pintar la piel lisa y oscura de los insectos y la decoración. Otro propósito de las primeras migraciones de africanos a otras partes del mundo fue establecer vínculos comerciales y comerciales con los de su propia gente, que se habían marchado anteriormente. Por lo tanto, incluso si las primeras migraciones fueron después de manadas de animales errantes, las migraciones posteriores fueron en busca de vínculos con sus parientes y mujeres.


Las migraciones de africanos a todas partes del mundo en los últimos cien mil años
o más ocurrieron antes de que existieran otras razas. Por lo tanto, la cultura y la civilización negras se estaban estableciendo cuando no existían otras "razas" como las conocemos hoy. Este es un hecho histórico fascinante, porque habiendo sido homosapiens durante más de cien mil años, es muy posible que los negros hayan pasado por muchos períodos de desarrollo cultural y civilización antes del comienzo de la civilización del valle del Nilo (desde aproximadamente 17.000 a.C.) o la Civilización Zingh del Sahara Sur-Occidental (15.000 aC), o incluso la Atlántida (10.000 aC), o la construcción de la Esfinge (7.000 aC).
De hecho, hay evidencia de las antiguas crónicas de las Indias Orientales (algunas de estas imágenes están en AAWR (African American Web Ring) del gran avance científico de los habitantes prehistóricos negros de la civilización del valle del Indo (6000 a. C. a 1700 a. C.), que construyeron máquinas voladoras, que tenían inodoros con cisterna, ciudades en forma de cuadrícula y muchas de las comodidades que podríamos llamar "modernas".

Hace unos 20.000 años, el actual Sahara seco y desertificado tenía una civilización acuática en la que los africanos que vivían en los bordes del gigantesco mar interior construían grandes barcos oceánicos. Todavía se pueden ver pinturas rupestres de estos barcos en el Sahara (y algunas aparecieron en la revista geográfica nacional hace unos dos años). (Para obtener más información sobre las civilizaciones acuáticas del Sahara prehistórico, consulte "Presencia africana en Asia temprana", de Ivan Van Sertima y Runoko Rashidi, Transaction Publications, New Bruinswick, Nueva Jersey).

Los africanos que utilizaron estos barcos (que todavía utilizan hoy en día tribus como los Baduma de Mali, África Occidental) fabricados con paja de papiro. Este mismo tipo de barcos se utilizaron para viajar a las Américas, el Océano Índico, el Pacífico Sur, India, Asia Oriental y el Pacífico, luego a las Américas a través del Océano Pacífico. De hecho, los fiyianos todavía consideran que la costa este de África es su antigua patria y los africanos en el este de África tienen historias orales y escritas de antiguos viajes hacia Asia.
En la antigüedad, el comercio entre africanos en África y aquellos en el Océano Índico, Asia Oriental y el Océano Pacífico, Asia Oriental, las Américas, el Mediterráneo, la zona del Mar Negro y todos los continentes, incluida Australia. En todas estas áreas, existe evidencia de negros africanos prehistóricos. ES MUY IMPORTANTE TENER EN CUENTA QUE DICHAS PRUEBAS SE ENCONTRARON DE NUEVO EN SUDAMÉRICA, DONDE SE ENCONTRARON EN BRASIL UNOS CINCUENTA CRÁNEOS QUE REPRESENTAN A PERSONAS NEGROIDES (véase Scientific American, septiembre de 2000). Sin embargo, esto no es una novedad para algunos negros, en particular los descendientes de los antiguos negros prehistóricos de América, como los Wasitaw del área de Luisiana, los descendientes de los californianos negros, los Jamassee y otros, los caribes negros del Caribe y América Central. , los negros de la región del Chocó de Colombia, América del Sur y muchos otros.

Este libro examina la historia del comercio y el comercio negros. Examina cómo se ganaba dinero en la antigüedad y cómo este legado continuó hasta la época colonial hasta el día de hoy.

En una época en la que los negros de todo el mundo están sufriendo económicamente, este libro contribuye claramente al conocimiento y ayuda a generar la confianza necesaria para iniciar un renacimiento económico del mundo negro y el desarrollo económico, social, numérico y cultural de los negros entre los estadounidenses negros y los negros en otros lugares.


3 respuestas 3

Si bien sería difícil refutar una presencia portuguesa temprana en Nueva Inglaterra, parece poco probable. Se podría argumentar que los pescadores del siglo XVI no suelen dejar una gran cantidad de evidencia, pero considere cuánta evidencia sobrevive que vincula a los portugueses con Terranova aproximadamente al mismo tiempo. Según Mark Kurlansky:

Un mapa de 1502 identifica a Terranova como "tierra del rey de Portugal" y, hasta el día de hoy, muchos portugueses consideran que Terranova es un "descubrimiento" portugués. Muchos de los mapas más antiguos de Terranova muestran nombres portugueses. Estos nombres se han mantenido, aunque ya no son reconociblemente portugueses. Cabo de Espera (Cabo Esperanza). . . se ha convertido en Cape Spear, Cabo Raso es ahora Cape Race, y la Isla dos Baccalhau [Isla del Bacalao] es la Isla Baccalieu. (50-51)

Kurlansky dice que en 1508, el 10% del pescado vendido en Douro y Minho era bacalao salado de Terranova. Hay más sobre Terranova aquí.

Mientras tanto, los intentos de colocar a los portugueses incluso un poco fuera de Terranova, como en el noreste de Nueva Escocia, se basan en pocas pruebas:

La historia es que, al encontrar Terranova demasiado frío, los colonos encontraron otro lugar más al oeste. Samuel Eliot Morison (1978) pensó que la colonia se estableció en Ingonish, Cape Breton, y se han sugerido otros lugares. - Robert McGhee (1991), por ejemplo, ha sugerido Mira Bay, entre Glace Bay y Louisbourg. Se cree que la colonia fracasó debido a la hostilidad de los nativos locales. No se puede establecer si esta historia es cierta, dada la evidencia actualmente disponible.

El caso de los portugueses en Nueva Inglaterra es más débil, ya que muchas afirmaciones populares giran en torno a la creencia de que la escritura en Dighton Rock en Massachusetts es una taquigrafía latina que da fe de una expedición portuguesa:

No lo veo.En resumen, si bien es posible que haya casos aislados de pescadores portugueses que se detengan en Plum Island o en cualquier otro lugar a lo largo de la costa de Nueva Inglaterra, parece muy poco probable que hubiera alguna presencia precolombina o pre-Mayflower seria, ni siquiera similar a la asentamientos pesqueros relativamente menores en Terranova.

Pregunta:
¿Los pescadores portugueses frecuentaban Nueva Inglaterra antes de 1492?

Respuesta corta:
Existe alguna evidencia de que primero pescadores vascos, luego portugueses y finalmente ingleses (Bristol) visitaron Terranova y / o Groenlandia antes que Colón. Como estos pescadores fueron excluidos de las lucrativas pesquerías islandesas controladas por el Liga Hanseática (un gremio de comerciantes que dominó el comercio europeo en el siglo XIII al XV, y también controló las pesquerías alrededor Islandia ). Cada uno buscaba reemplazar las lucrativas pesquerías islandesas con nuevos caladeros aún no descubiertos más al oeste. Existe alguna evidencia de que encontraron lo que hoy conocemos como Groenlandia o Terranova. Luego, una vez realizado el descubrimiento, lo mantuvo en secreto para proteger sus intereses comerciales.

Respuesta detallada:
Dado que Islandia, que se encuentra a solo 700 millas al este de Groenlandia, era bien conocida por los europeos mucho antes que Colón. En 1262-4, los islandeses reconocieron al rey de Noruega como su monarca. En 1380, Noruega e Islandia se unieron con la corona danesa. En 1402-04, la peste negra (plaga) golpeó Islandia al mismo tiempo que devastaba Europa. ver Cronología de Islandia

John Cabot o Giovanni Caboto, fue un navegante y explorador italiano. Su descubrimiento en 1497 de la costa de América del Norte bajo la comisión de Enrique VII de Inglaterra es la primera exploración europea conocida de la costa de América del Norte desde las visitas nórdicas a Vinland en el siglo XI.

Sin embargo, hay pruebas de una competencia entre los comerciantes y pescadores de varios países, incluido Portugal, por pesquerías secretas que, según algunos estudiosos, han sido Terranova.

De acuerdo a Gaspar Frutuoso un sacerdote, historiador y humanista portugués, que escribió casi 100 años después del hecho, João Vaz Corte-Real Un diario de navegantes y exploradores portugueses registra su hallazgo de una tierra que llamó Terra Nova do Bacalhau (Nueva Tierra del Bacalao), se especula que posiblemente haya sido parte de América del Norte, específicamente Terranova en 1473.

João Vaz Corte-Real
La evidencia fragmentaria sugiere que la expedición en 1473 fue una empresa conjunta entre los reyes de Portugal y Dinamarca, y que Corte-Real acompañó a los marineros alemanes Didrik Pining y Hans Pothorst, así como al (posiblemente mítico) John Scolvus.

La afirmación de que descubrió Terra Nova do Bacalhau (literalmente, Nueva Tierra del Bacalao) se originó en el libro Saudades de terra de Gaspar Frutuoso de alrededor de 1570-80. Se especula que esta isla no identificada de otro modo era Terranova.

El apoyo a esta afirmación es una investigación que documenta la competencia en el mercado del bacalao entre los pescadores antes de que John Cabot "descubra Terranova", 1497.

La teoría dice que el bacalao era un bien lucrativo en el siglo XV y que los vascos fueron los primeros en encontrar nuevos caladeros que se cree que fueron Terranova. Que los portugueses los siguieron. Que las expediciones inglesas fuera de Bristol enviaron varias expediciones antes de Cabot. Que los descubrimientos de todos estos esfuerzos fueron secretos muy guardados ante Cabot para preservar sus lucrativas zonas de pesca.

Bacalao: una biografía del pez que cambió el mundo
Los hanseáticos monopolizaron el comercio del arenque del Báltico y en el siglo XV intentaron hacer lo mismo con el bacalao seco. Para entonces, el bacalao seco se había convertido en un producto importante en Bristol. El puerto de Bristol, bien protegido pero de difícil navegación, se había expandido enormemente como centro comercial debido a su ubicación entre Islandia y el Mediterráneo. Se había convertido en un puerto líder para el bacalao seco de Islandia y el vino, especialmente el jerez, de España. Pero en 1475, la Liga Hanseática impidió que los comerciantes de Bristol compraran bacalao islandés.

Thomas Croft, un rico funcionario de aduanas de Bristol, que intentaba encontrar una nueva fuente de bacalao, se asoció con John Jay, un comerciante de Bristol que tenía lo que en ese momento era una obsesión por Bristol: creía que en algún lugar del Atlántico había una isla llamada Hy-Brasil. En 1480, Jay envió su primer barco en busca de esta isla, que esperaba ofrecería una nueva base de pesca para el bacalao. En 1481, Jay y Croft equiparon dos barcos más, el Trinity y el George. No existe ningún registro del resultado de esta empresa. Croft y Jay estaban tan silenciosos como los vascos. No hicieron ningún anuncio del descubrimiento de Hy-Brasil, y la historia ha descartado el viaje como un fracaso. Pero encontraron suficiente bacalao para que en 1490, cuando la Liga Hanseática se ofreciera a negociar para reabrir el comercio con Islandia, Croft y Jay simplemente ya no estaban interesados.

¿De dónde venía su bacalao? Llegó seco a Bristol y no se puede secar en la cubierta de un barco. Dado que sus barcos zarparon del Canal de Bristol y viajaron al oeste de Irlanda y no había tierra para secar pescado al oeste de Irlanda (Jay todavía no había encontrado Hy-Brasil), se suponía que Croft y Jay estaban comprando pescado en alguna parte. Dado que era ilegal que un funcionario de aduanas se dedicara al comercio exterior, Croft fue procesado. Afirmando que había llevado el bacalao lejos en el Atlántico, fue absuelto sin que se revelara ningún secreto.

Para regocijo de la prensa británica, recientemente se ha descubierto una carta. La carta había sido enviada a Cristóbal Colón, una década después del asunto Croft en Bristol, mientras Colón se inclinaba por su descubrimiento de América. La carta, de los comerciantes de Bristol, alegaba que él sabía perfectamente bien que ya habían estado en Estados Unidos. No se sabe si Colón respondió alguna vez. No necesitaba hacerlo. Los pescadores guardaban sus secretos, mientras que los exploradores contaban al mundo.


Carta de John Day Esta carta fue escrita por el comerciante inglés John Day a un "Lord Gran Almirante" español no identificado que se cree que fue Cristóbal Colón. Cortesía del Archivo Nacional de España. Valladolid, España.

Viajes ingleses antes de Cabot
la carta escrita por John Day, un comerciante inglés activo en el comercio español, informando sobre la expedición de John Cabot de 1497 Day afirmaba que lo que Cabot descubrió "se supone y se cree que es el continente que encontraron los hombres de Bristol".

En cuanto a su otra pregunta sobre si los europeos habían llegado a Nueva Inglaterra antes del Mayflower, ese es un hecho bastante incuestionable. Tres meses después de la llegada de los peregrinos a Plymouth, un indio llamado Samoset entró en su campamento gritando "Bienvenidos, bienvenidos ingleses". Samoset, un indio abnaki de Maine, había viajado a la bahía de Massachusetts a bordo de un barco mercante inglés meses antes y se estaba preparando para viajar al norte para reunirse con su gente. Había aprendido inglés de otros pescadores ingleses que frecuentaban su isla natal. Fue el primer indio del que también hablaron los peregrinos desde el desembarco.

SQUANTO VISITA LA COLONIA
En un inglés quebrado, les dijo a los peregrinos que era Samoset, Sachem de una tribu en Mohegan Island, Maine, donde había aprendido a hablar un poco de inglés gracias a su contacto con los pescadores y comerciantes que visitaban su isla cada año. Había estado visitando a los Wampanoag durante los últimos ocho meses, pero tenía la intención de regresar con su propia gente en poco tiempo. [Había navegado con el capitán Dermer desde Monhegan a Cape Cod unos seis meses antes de la llegada del Mayflower, y pasando el invierno con los indios Nauset, llegó al asentamiento de Plymouth ese día de primavera de 1621.


Ver el vídeo: El Mayor Secreto de la Historia de Sudamérica Ocultado al Mundo


Comentarios:

  1. Narn

    Los felicito, esta brillante idea tiene que ser solo a proposito

  2. Fauzil

    Esta es una respuesta muy valiosa.

  3. Arkwright

    Alguien tiene una carta alexia)))))

  4. Johnson

    Genial, esta es una opinión muy valiosa.



Escribe un mensaje